Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 22 de abril de 2012

Fobia


Comenzaba a llorar y ya no podía parar.
Lloraba, lloraba, lloraba, lloraba.
¿Cuantas veces, sus amigos, le habían recriminado que las fobias no eran enfermedades, sólo topes mentales que uno mismo se ponía y que si no se enfrentaban no saldría a flote nunca?
Ella que había sido libre, feliz. Ella que no caminaba sino trotaba, que no quería sino amaba, a ella que le costaba trabajo respirar en un lugar cerrado y corría a la plaza, inhalaba profundo, y volvía a sus quehaceres totalmente renovada.
Una mujer como ella, que exudaba fortaleza, no podía tener una "fobia".
La fobia era una anomalía moderna, era una debilidad de moda. Ella estaba esculpida a la antigua, hembra fuerte.
Comenzó a llorar y ya no pudo parar. Lloró, lloró, lloró, lloró.
-La fobia a los insectos se denomina entomofobia- le habían informado sus amigos incrédulos, mirándola de soslayo, incapaces de creer en sus ataques de pánico.
"Tienes que hacerle frente a tu miedo, no te quedes atrás, no te acobardes", el mantra no funcionaba, pero allá iba ella, no se dejaría intimidar por un escueto bichito de 6 patas.
Se acercó lo suficiente para que el aguijón se introdujera en la mano.
-Sos fuerte, no puede vencerte, sos tan grande que él debe temerte- allá iba otra plegaria a su fortaleza.
El ardor subió por el brazo casi instantáneamente.
La palpitación se hizo aun más profunda y la sudoración le caía por la frente goteando sobre los ojos, inyectándole al iris, agua salada.
Logró llegar hasta el inodoro y lo soltó, el animal quedó colgando de la mano con el aguijón fuertemente introducido en uno de sus dedos. No dudó en arrancarlo con furia, esta maniobra realizada con la mano temblorosa pero firme era una clara evidencia de que su fobia estaba siendo vencida.
Apretó el botón de descarga y el animal desapareció.
Los sintomas de la fobia no se iban.
-Seguramente me voy a morir, pero sin miedo- se bromeo internamente con la esperanza de calmarse.
Le costaba respirar, entre tantos dolores, ese que ahora aparecía ¿era en el lado izquierdo de su pecho?
Intentó alcanzar el teléfono, pero nunca llegó.
Quien hubiera imaginado que aquel animal no pertenecía a la especie de "insectos" sino a la de "arácnidos" y que su veneno era peligroso... ¡aun más peligroso que una fobia!
-No voy a lograrlo sola, buscaré ayuda sin que mis amigos se enteren- pensó, antes de que el corazón fallara ante la bocanada de veneno que estaba recibiendo.



12 comentarios:

Little Moon. dijo...

Es muy buenisimo , con mucha fuerza amiga , eres muy buena la verdad , en cuanto a lo referente al post anterior , también me gusta mucho ,tenias que dedicarte a publicar relatos de estos en libros , un beso de Lm.

la MaLquEridA dijo...

No todos los bichitos son inofensivos, mejor mantenerse alejada de ellos por si las moscas.



Saludos.

Patricia Nasello dijo...

Aullando me has dejado, sí. Y yo que sufro a mares de la desdichada etnofobia esa!!!!
Me voy rápido, ya no soporto esa araña que tenés paseándose por la bitácora...
Pero antes te dejo mis felicitaciones y un abrazo, Escarcha

peregrino dijo...

Como siempre tus relatos son impecables. Creo que en esta oportunidad llega algo más allá del género que has elegido: ¿Cuál era la necesidad de vencer la fobia...? ¿A quién tenía que demostrarle que...?
Muy bueno Diana. Un abrazo

Shorby dijo...

Siempre original =)
Sabes? Me encantan los escorpiones jejej

Besotes

Bee Borjas dijo...

Qué mal le salió la jugada!!!
Me hace acordar cuando hago algo por mi cuenta. (Algo temerario) y mis amigas me dicen "Nena, sacate la capa de la Mujer Maravilla y pedí ayuda"
Me hiciste pensar, Diana. Y mucho.
Estás afiladita, eh?
Nosotros, agradecidos!
Besos embrujados, morocha linda!

MORGANA dijo...

Uff,pobre mujer,su temeraria acción traspasó las fronteras del temor.
Quizás el miedo le hizo pensar que aquello no era lo que parecía.
es buenísimo escarcha.
Un besazo.

Enmascarado dijo...

Fuerte y contundente,escarcha.
Yo no les tengo fobia pero respeto a todos esos bichos, y desde luego, nunca me la jugaría por mucha risa de fondo de ningún amigo que hubiera.

Un abrazo.

chalyvera@gmail.com dijo...

A veces para curarse es necesario pasar por la boca de ella.



Besos

Carlobito dijo...

Demonios, adivinaste mi fobia amiga, tengo pensado escribir un post al respecto pero no se cuando lo haré... me hiciste estremecer :)

Saludos querida.

Shantal dijo...

Uffff tremendo, esa fobia es el mal de muchos, al menos el mio, muy buen relato.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Hay miedos y fobias, que acaban envenenándonos por mucho que les hagamos frente.
Ahí están y morirán con nosotros.

Un beso, linda.

Related Posts with Thumbnails