Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 11 de septiembre de 2011

Pactos



-Todo sea por mis hijos, ellos saben que todo es por ellos- se mentía en un mantra obtuso.
Recorrió el camino como autómata, ingresó al monte y sin titubeo lo atravesó con las manos juntas, ahuecadas en un nido escabroso, protegiendo el órgano extraído con saña de puro ansiosa, de puro sádica nomas.
Llegó, prendió las velas, se sacó el vestido de mangas rojas mientras giraba sobre si misma.
La ofrenda estaba colocada en una copa de cristal y por ratos la miraba saboreando de antemano el sabor metálico que sabía que tenía, la energía contenida que intuía sabrosa.
El viento del sur surgió como cada noche que hizo su ceremonia privada. Mientras recitaba la oración pagana la mano se afanaba en jugar a ser serpiente en su entrepierna.
Levanta el regalo, lo eleva a la noche sin dejar de bailar, lo ofrece a la tierra sin dejar de cantar.
-Yo no te había pedido más- le grita un viejo sentado en la rama de un árbol.
La mujer se detiene abruptamente, con la mandíbula tensa en un bocado gigante, las pupilas dilatadas y el cuerpo desnudo profanando el aire con el olor a muerte.
El viejo salta y cae hundiéndose en el suelo hasta la cintura.
-Tus juegos de ofrendas son para satisfacer tus ansias de sangre, ¡yo no tengo nada que ver en este asunto! no me invoques- le anuncia acariciando la tierra.
La mira un momento, sonriente, el círculo tiembla y la mitad inferior del cuerpo reaparece convertida en serpiente.
-Tanto daño, tanta saña debe tener tu carne bien adobada-explica babeándose.
Ella sigue estática, con el pedazo del músculo muerto a medio comer colgándole de la mandíbula en un tic tac profético.
El viejo se acerca reptando y la huele. Le lame los labios. Saborea los hombros salados.
-Tantas veces solicitaste mi presencia que tuve que dejar todos mis quehaceres para venir a verte, no me iré sin cenar- le anticipa, es entonces cuando el viejo abre la boca demencialmente, distorsionando su naturaleza.
Por ratos es hombre, bestia, diablo y rabia.
Conjura al infierno con sólo su sombra, le crujen las tripas a Dios al saberlo hambriento pero silba bajito mientras mira hacia otro lado, lo que no se ve no existe.
Ella en un acto solemne le toma del cuello y lo parte en dos.
Si el corazón de un mortal la fortalece, éste la convertirá en un dios.
Regresa satisfecha, escarbándose los dientes, con un palito de limón.

15 comentarios:

Bee Borjas dijo...

Guauuu Escarcha!
Me la imagino satisfecha y poderosa, caminando con desdén, mientras entre los dientes juega con el palito de limón...
Qué imagen más terrorífica!
Cada vez que te leo, me pregunto de donde sacás todas esas historias. Lográs que mi mente de escritora sucumba bajo un hechizo demencial y me convierto en una lectora asombrada ante semejante relato!
Sos genial, morocha bella!
Buen comienzo de semana! :D

MORGANA dijo...

Escarcha,desde luego a ambiciosa no la gana nadie.Pensé que la mataría ,pero el final fue realmente sorprendente.
Besazos reina.

La Zarzamora dijo...

Sadismo al estado puro, magistralmente descrito.
Besos, Escarcha.

Miss Bittersweet dijo...

Escalofriante!Has conseguido transportarme hasta la escena, y créeme que no me hubiera gustado estar allí. Un besazo, Escarcha!

Patricia Nasello dijo...

"...le crujen las tripas a Dios al saberlo hambriento pero silba bajito mientras mira hacia otro lado, lo que no se ve no existe".

El cuento es fabuloso, pero esta frase raya la mas absoluta genialidad

Mi enhorabuena por esta entrada, y mi admiración
Y mis felicitaciones, por supuesto.

Un beso grandote, amiga.

peregrino dijo...

¡Hay sombras escarchadas........!!!!!me hiciste temblar hasta las uñas.......!!!! muy bien recreado, excelente imaginación casi al borde de un delirio lleva a alucinar..... ¡Felicitaciones...!!!

Ana Galindo dijo...

Este es un relato de verdadero terror, ...el sadismo casi se palpa. Consigues meternos en escena, y hacernos vibrar con tus palabras y el hilo de tu relato.
Felicidades. Eres única.

Besos querida

MIMOSA dijo...

¡Absolutamente espeluznante y demencial!!¡¡Sólo el hecho de imaginar la escena.......de sólo leerlo ya da escalofríos....así que será mejor no escenificar los leído!!!!
Si él es hombre, bestia, diablo, rabia.......sinceramente....no me gustaría saber que es ella ¡¡ufff!!
Aterrador chiquilla!!!
Fantásticamente fantástica mi querida Escarcha!!!!
Besos mil!!!

Shorby dijo...

Me ha gustado mucho.
Me encanta la imagen del final, tan macabra =)

Besotes!

xixe dijo...

Hola, encontré este blog gracias al Microrrelatista y me pareció interesante. Saludos.

chalyvera@gmail.com dijo...

Un digno final para una hermosa historia.


Besos

Gala dijo...

Escarcha... te costó regresar... pero has vuelto con una fuerza impactante.
Un pelin sádico.. pero tan bien escrito que no resulto para nada desagradable..
Tienes un don preciosa... el don de decir bien las palabras.
Gracias por tus relatos.. a mi, me encantan.

Besitos mediterráneos.

Musaraña dijo...

Guau..que fuerza tiene este relato! ME ha dejado con la boca abierta de principio a fin....

Un beso

la MaLquEridA dijo...

Tuve que leer dos veces para entender bien y me ha erizado la piel imaginar a la mujer y al hombre-bestia-diablo.

Muy bueno como siempre.



Un abrazo.

Carlobito dijo...

Me imaginé la escena completa, tus descripciones me llevaron a un lugar tétrico, y pude hasta escuchar un sonido de fondo, algo rítmico pero desesperante... me encantó el final.

Saludos amiga y gracias por las felicitaciones en mi cumple :)

Related Posts with Thumbnails