Monstruos que retozan en este sitio:

lunes, 19 de septiembre de 2011

CUIDADO CON LOS RENOS




El maestro discovery les había anunciado que el 2012 sería el año del fin de los tiempos.  Ellos creían que las catástrofes naturales eran una forma de encriptar el mensaje, la tierra no podía volverse en su contra y hacerlos desaparecer, el mensaje seguramente estaba oculto.
Se reunieron el viernes después de la clase de biología y deliberaron durante 3 horas, la conclusión a la que llegaron fue unánime.
Hacía unos dos o tres meses había aparecido, tímidamente, en alguna vidriera, una prenda tejida con un reno dibujado en el centro, desde esa aparición escueta hasta el presente se habían multiplicado por doquier. En tres cuadras contaron 15 personas que llevaban prendas tejidas con los dichosos renos en los colores más diversos.
Eran ellos, no cabía la menor duda, los que se avecinaban para terminar con la raza humana.
De la certeza del mensaje oculto, a ponerse manos a la obra en la maniobra “exterminio de los renosubersivos”, hubo un pequeño paso dado en la impresora de la casa de Laura.
Los volantes estuvieron impresos el lunes a la noche y el martes a la mañana se repartieron por todo el casco céntrico de la ciudad. Los receptores debían ser todos aquellos que llevaran el animal en la ropa o que tuvieran cara de que tenían la prenda guardada en el ropero.
La misiva invitaba a los adoradores de la renofashion a reunirse en un salón de fiestas en la calle Rojo de Rabia a las 19,30 (la hora en la que el cielo ardía en búsqueda de un astro que los abandonaba).
El primero llegó a la hora convenida y en media hora tenían a una veintena de personas, con sus prendas “renosas”, en colores estridentes y tejidos con distintos puntos.
La gente miraba diapositivas sobre el futuro del reno en otras prendas y tatuajes renóticos en los lugares menos pensados del cuerpo, cuando fueron rodeados por 15 estudiantes rabiosos, adolescentes guerreros en busca de la supervivencia de la especie. Al grito de “muerte al demonio Rudolph”, con trinchetas y tijeras en alto, atacaron. Fue una verdadera masacre tejidesca. Hubo gritos, llantos, ataques de histeria y shock traumáticos.
Cuando terminaron con el peligro, retrocedieron satisfechos, dejando en el centro una veintena de cuerpos desnudos, cubriéndose unos a otros, tiritando de frio, gimiendo por sus renos desaparecidos.
La victoria no pudo ser festejada, a ellos también los rodeaban. Cuando los vieron comprobaron el grave error: el peligro no estaba entre los que usaban las prendas, sino entre los que la tejían.
30 preceptores los rodeaban con agujas de coser en las manos, dispuestos a atacar. Por la puerta de dos hojas apareció el rector con la madeja color rojo sangre, y el molde reno-demoledor de mundos.
Los estudiantes fueron castigados con sendas amonestaciones, se les prohibió sintonizar el canal discovery y debieron pintar narices rojo brillante en cada uno de los misiles en forma de reno que los preceptores ocultaban en el sótano del colegio.

12 comentarios:

MORGANA dijo...

JOER,ESCARCHA...MIEDO ME DAS CON TUS ENTRADAS,CUALQUIERA LES DICE NADA.YO POR SI ACASO CIERRO LA BOQUITA.
BESAZOS MAESTRA.
MOR.

Isabel dijo...

Es que los renos solo son para la Navidad, hicieron bien los estudiantes, aunque fuesen castigados.
Un saludo

Carlobito dijo...

Me hiciste volar con tu cuento tan original, me gustó mucho... tanto que quizás me tatue un reno ;)

Qué castigo más fuerte el de no poder ver discovery... eso si me asusto :)

Saludos querida.

peregrino dijo...

Hay Escarchas Asombradas tu creación me resultó simplemente genial...¡Felicitaciones...!!!!!!!!!!!

Shorby dijo...

Me ha gustado, es muy original!!!
Como siempre =)

Besotes

MIMOSA dijo...

¡Estoy desquiciada!!! ¡¡¡A punto de echarme a llorar!!!! ¡¡¡Una hora!!!
¡¡¡Una hora llevo intentando dejar el comentario!!!

Ja,ja,ja,ja, una vez más....¡Eres absolutamente sorprendente!!
¡¡Tienes una imaginación del 15 chiquilla!!!
Una comienza a leer y se va preparando para un sangriento asesinato en masa y.........ta-chán! No me lo esperaba para nada, y por eso me río aún más, por la cara de alelada que debo tener después de leerte el final!
Mejor para este año nos pedimos un papa-Noel de buen ver, ja,ja,ja,ja.
¡Cómo puedes tener tantas ideas en esa cabeza loca!!! ¡¡Me encanta!!!
Besos enormes y un abrazo gigante!!!!

Anónimo dijo...

Deliciosamente desquiciado, aterrorizantemente imaginativo (Heraldo)

Bee Borjas dijo...

Me sorprendiste de verdad, mujer!!!
Manejaste tan bien la historia, que me hacías fluctuar entre la realidad y la ficción y no me permitías hacer pie y más me intrigaba!
Creo que este es uno de tus mejores textos, Diana!
Larga vida a la Reina Escarcha!!!
JAJAJA!!! EXCELENTE!!!!
Besos brujos!
P/D: El domingo vimos "The Messengers" Me espantaban lo rápido que andaban las criaturas esas dentro de la casa! Gracias x avisar x FB! Ahora sos mi asesora cinéfila de cabecera! :D

La Zarzamora dijo...

Me hizo reír sanamente este relato, el climax lo conseguiste con Rudolph.
Creaste un ambiente "renil" que engancha hasta el final.
Excelente.
Siempre me sorprendes.
Besos, Escarcha.

Gala dijo...

Y a mi que me ha hecho gracia!!
todos con esos jerseis horrendos llenos de renos.. nunca me gustaron... jajajaja
me los imagino a todos destrozando la ropa.. como una venganza cruel a esas madres afanosas que tejen y tejen...
Me ha hecho gracia, aun con ese toque tuyo tan personal.

Besitos mediterráneos.

chalyvera@gmail.com dijo...

Excelente el estudio renoticida

Me gusto

Besos

Miss Bittersweet dijo...

Uff los estudiantes hicieron muy bien, aunque tuvieran que pagar, odio esos jerseys tan navideños... jaja Me ha parecido muy original que te balancearas entre la realidad y la ficción. Un beso enorme, escarcha!

Related Posts with Thumbnails