Monstruos que retozan en este sitio:

sábado, 3 de septiembre de 2011

Cerrado por negligencia.


Nadie preguntó por el cartel.
Los que llegaron lo leyeron y retrocedieron respetuosos sin volver la mirada.
El bar tenía poco mas de un siglo y era atendido por una mujer pequeña y escuálida de 236 años.
La única vez que decidió tomarse un descanso y dormir a cajón cerrado por tres días, dejó a cinco de sus cuarenta y tres hijos a cargo del lugar.
Durante ese tiempo perdieron la cuarta parte de la clientela por un brote repentino y violento de peste bubónica.
Con lo severa que era, cuando se enteró de que sus hijos prefirieron vaciar ratas y conejos en los grandes copones dorados, en lugar de pagar a los mortales por las donaciones, ella colgó el cartel bajo la promesa de reabrir cuando las condiciones de salubridad fueran óptimas para su clientela.
Nadie lo dudó.
Era tirana, obsesiva, cruel... pero recta.
Esa semana los mantuvo atados con las venas abiertas rellenando los copones dorados con el elixir de la más alta calidad y con un sabor único de realeza atávica en el ADN.
Cuando terminó con ellos, estaban tan deshidratados que se habían transformado en secas momias raquíticas, y con un conveniente vestuario de finales del siglo XV francés, fueron exhibidos a la hora de reabrir el local, como la nueva decoración del mejorado y prospero bar.

12 comentarios:

Bee Borjas dijo...

"Era tirana, obsesiva, cruel... pero recta"
Ves el motivo por el cual te considero una maestra? Cuando además de meter espanto en la historia, le das esa pincelada de cínico humor, no queda más que aplaudirte! CLAP! CLAP! CLAP!
Pedazo de "decoración" se mandó la doña...
ESPECTACULAR!
Besos embrujados, lady Escarcha!

La Zarzamora dijo...

Cualquiera se toma una copa allí...

Es para pensárselo.

Besos, Escarcha.

peregrino dijo...

Y, sí...Te confirmo que me arrepiento por no haberte encontrado antes. Me impactó...Muy bueno, tu imaginación es admirable.

Musaraña dijo...

Va a ser que no me paro a tomar una caña en ese bar....

Un saludo!

MIMOSA dijo...

¿Cómo se puede poner en un texto tan pequeño tanta genialidad?????
¡Anda que no era nadie la señora!!!
¿43? ¡¡¡Me muero!!! Ja,ja,ja,
Tétrico y satírico a la vez, muy bueno!!
Besos fiera!

Gala dijo...

Recta era, si señora...
Además de tirana, obsesiva y cruel... no se andaba con chiquitas la doña...

Esperemos que les gustara la nueva decoración a los clientes tras la reapertura... desde luego era original y tan real como la vida misma... la que ya no tenian por la rectitud de la doña...

Eres genial Escarcha... sorprendente hasta decir basta.

Un besazo.

Claudio Ariño dijo...

¡Qué tétrico!

Miss Bittersweet dijo...

Creo que prefiero ir al McDonalds aunque no sepa qué le ponen a las hamburguesas, mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer jaja. Me ha encantado, Escarcha, tienes una imaginación desbordante! Un beso!

Patricia Nasello dijo...

Creo conocer a esta mujer "pequeña y escuálida".
Esta anciana y yo tenemos una gran amiga en común...

Bravísimo, querida Escarcha!!!!!

Besos, mil

Carlobito dijo...

Un bar de vampiros!! siii, yo quiero ir... me gusta mucho la sangre ;)

Saludos.

MORGANA dijo...

Que me espere sentada otros 200 años...cualquiera pasa por allí.
Millones de gracias :-D

MIMOSA dijo...

Y yo me pregunto.......¿será esta una manera a lo escarcha de decir me go de vacancies????
¿Where're you dear??

Besos!!!!!!

Related Posts with Thumbnails