Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 3 de febrero de 2013

La historia (I)


Juan la entrevistó un domingo a la noche.
Era el único momento en el que la niña, podía escapar del cuidado sobreprotector de su madre por una hora entera.
Yo tenía una cámara filmadora bastante respetable y por tal motivo era la persona indicada para acompañar a Juan en esa aventura con la que no tenía empatía.
Se hablaba de ella en todos lados. Desde hacía tres meses era tema obligado del chusmerío.
-¿Vas a misa?- Fue la primera pregunta.
La muchacha me miró directo a los ojos y recuerdo que sentí un escalofrío en la nuca.
-Mi madre me lleva a la misa de las mañanas, al de la noche va sola.
-¿Por qué?
-Porque la entidad se manifiesta en la oscuridad. Los exorcismos se realizan de dos a tres de la madrugada.
Tragué saliva y de reojo miré el reloj. ¡Nueve y cinco!
-Di tu nombre completo y edad, por favor.
Juan usaba un tono de voz cordial y se lo notaba seguro y tranquilo, pero la mancha de sudor de su camisa que iba en aumento bajo los brazos y en la nuca me confirmaban lo contrario.
-Soy Cándida Diaz y tengo dieciséis años- contestó irguiendo la espalda en la silla y cruzando los brazos sobre el pecho. La actitud me llamó la atención, no sabía si existía un cambio gradual de personalidad en la niña o era el terror que sentía y que me mostraba un espejismo siniestro en lugar de la realidad.
-¿Estudias?
-Estudiaba en tercer año del secundario. Desde que el ente me habita no puedo hacerlo.
-¿Por qué? Dijiste que sólo se hace presente durante las noches.
-Si, pero suelo estar sin dormir muchas horas y no logro concentrarme o mantenerme despierta durante las mañanas.
Observé que sonreía, traté de compararla con la niña tímida y cabizbaja que había ingresado por la puerta quince minutos antes y no cabía duda de que ya no era la misma.
En ese momento estaba filmando a una mujercita hermosa, desinhibida y cordial. Su sonrisa por ratos me confundía... ¿había sadismo? Me secaba la transpiración que me nublaba los ojos y trataba de no temblar para que la filmación pudiese tener la calidad suficiente y subirla al blog.
-Cándida, contame que sientes cuando el ente entra en vos.
-Nada- contestó y miró la cámara de manera extraña.
Recuerdo que miré la lámpara que nos iluminaba y la ventana abierta tratando de explicar el cambio repentino de luz en la habitación que había enrojecido sus ojos por unos segundos.
Juan le hizo un ademán con la mano invitándola a explayarse.
-Contame más Cándida.
-No se nada. Nunca sé cuando entra, estoy viendo la tele y al siguiente momento estoy en otro lado, pero en el segmento transcurrieron varias horas.
-Durante todo este tiempo te han mantenido alejada de la sociedad ¿Por qué? ¿Alguien cree que sos peligrosa?
Cándida levantó los hombros y sonrió.
-¿Te dijeron que sufrías algún cambio físico?
La muchacha repitió el gesto y bajó el rostro. Un segundo después lo levantó y vi el cambio. No se si Juan lo advirtió, pero era claro el turbamiento de la niña, se encogió y volvió a ser la muchachita tímida. Bajé la cámara para observarla mejor y mi amigo se dio media vuelta para mirarme, increpándome con los ojos.
Volví a colocar la cámara en el hombro y cuando la enfoqué estaba a milímetros del cuello de él, sonriente, relamiéndose y Juan... ¡Juan aun no había volteado! 

continuará

8 comentarios:

Peregrino dijo...

Lograste recrear el mejor ambiente de suspenso y ya me puedo imaginar lo que podría venir... ¡Espero ansioso la continuación...!!!

Shorby dijo...

Como siempre, un suspense super bien logrado! =)

Besotes

Little Moon. dijo...

Jolines con la candida , si no se llega a dar cuenta el camara yo creo que se los come a los dos , ufff me dejaste con un repelus en el cuerpo , a ver como sigue la continuación , besos de Lm.

MORGANA dijo...

ME ENCANTAN TUS RELATOS TAN CARGADOS DE SUSPENSE..ME DEJASTE EL CORAZÓN ENCOGIDO..ECHABA DE MENOS TUS BUENÍSIMOS RELATOS,DIANA.
SIEMPRE TE LEO AUNQUE NO COMENTE.
MILLONES DE BESOS.

chalyvera@gmail.com dijo...

Como siempre, buenisimo.


Besos

Patricia Nasello dijo...

y yo la siento a milímetros de mi propio cuello!!!!!!
Una primera entrega de un cuento con la calidad a la que ya me tenés acostumbrada, admirada Escarcha.

Un fortísimo abrazo y hasta la vuelta, amiga.

Ikana dijo...

DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD: ¡¡Horror!!

Carlobito dijo...

Exorcismo, es mi tema favorito relacionado al terror... me fascinó la transformación de la niña.

Saludos.

Related Posts with Thumbnails