Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 26 de agosto de 2012

La rata

Soy la rata dormida bajo la cama, escondida en la bota olvidada. Espero que la luz se apague para despertar a mi vida y dar rienda suelta a mi instinto ratuno.
Te amo y te idolatro.
Cuando descansas, cuando no me tienes en cuenta, cuando ignoras mi existencia y tu repulsión no me ofende, me deslizo por debajo de las sábanas y lamo tus pies, te corto las uñas a mordidas, juego en tu sexo cálido y lo humedezco con mi saliva. Te beso, abriéndote los labios, royendo tus dientes, intercambiando fluidos.
Te amo, no me amas.
Te admiro, me tienes asco.
Cada noche juego con tu esencia y deposito mis fluidos en toda abertura que tu rostro me muestra.
Un día amanecerá y me habras aceptado o la roña de mi intestino devorará tus glóbulos rojos, aumentará alarmantemente los blancos y la bubónica calmará ¡mi orgullo herido!

12 comentarios:

Shorby dijo...

Impactante, desde luego.
Me ha encantado =)

Besotes

El Drac dijo...

¿sabes que aquí en Perú en jerga se le llama "rata" al pene? POr ello me pareció que hablabas de nuestro mimebro viril. ¡O tal vez sí?

Un gran abrazo

Claudio Ariño dijo...

Excelente. Besos.

peregrino dijo...

Bueno, nos seguimos superando...¡Muy bueno Diana...!!! Hay por allí un comentario que me plantea una duda porque no me lo había imaginado en esos términos, pero bueno, también es interesante jugar a que cada lector pueda hacer su propia interpretación. ¡Felicitaciones...!!!!

Gala dijo...

Oh dios!
Creo que a partir de ahora miraré cada noche debajo de mi cama antes de acostarme.
La verdad es que tienes un don para decir las cosas. Se me pusieron los pelos de punta leyendo las aventuras nocturnas de este simpático ratoncito.. y digo bien, ratón, que si pienso en rata ya me da un colapso.

Jajaja, genial tu entrada.

Besitos mediterráneos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Me parece fantástica, Escarcha, esta metáfora sobre los amores no correspondidos que matan.

Con una elección del lenguaje que responde a la intención de la historia y a la voz narradora a la perfección, consigues bocetar el despecho, uno de los sentimientos más destructivos que podemos albergar.

Gran trabajo.

Un abrazo,

Enmascarado dijo...

Me parece genial tu entrada escarcha.
Has narrado una historia bastante interpretable y donde la rata pasa de héroe a villano. Desde producir pena y lástima hasta repulsión y asco.
Perfectamente pudiera ser un acto de autocrítica de cualquiera.
Pobre bicho, tan juguetón como asqueroso y repugnante.

Un abrazo

chalyvera@gmail.com dijo...

Caray, eso es el tormento que sufren los feos.


Besos

Little Moon. dijo...

Hola de nuevo la verdad es que donde yo vivo no hay ratas ni ratones ; pero de todas forma estare muy alerta por si veo alguno besos eres la mejor te lo digo de verdad besos de Lm.

Bee Borjas dijo...

Tengo Internet!!!!!!
Como te extrañaba Diana!!!!
Y vuelvo y me encuentro este lujo.
Qué joya! como dice Pedro más arriba, esto del amor no correspondido y la venganza final y deliciosa...
Grande, Escarcha!!!
Besos embrujados, amiga linda!

MORGANA dijo...

Ese tipo de venganzas son las que más me gustan...
Un amor más allá de lo humano,aunque debe tener cuidado y no hacerla enfadar.
Debo ser una persona rara,ya que me encantan las ratas,si están limpias,claro.
Tu micro,excelente,Diana.
Besos de luz y siempre gracias.

Carlobito dijo...

Qué bella ratita... yo no puedo ver con asco a ningún animal... pero tu relato me asustó un poco, espero no haber ofendido de esa manera a una rata igual de digna :)

Saludos.

Related Posts with Thumbnails