Monstruos que retozan en este sitio:

viernes, 6 de julio de 2012

Soy influenciable


Soy influenciable, cada individuo que se coló en mi existencia dejó su impronta clara y profunda.
¿Quien habría sido si no hubiese estado coaccionada por mi entorno?
¿El yo es una mezcla perpetua de otras vidas en una?
¿Existe un yo?
Soy influenciable.
Respeto profundamente a aquellos que luchan por convicciones y arman revueltas en honor a alguna causa.
Yo no las tengo, nunca las tuve, salvo pequeños ideales tomados de otros y que duraban lo que me tomaba encontrar otro molde para cambiar no sólo mi interior sino mi fisonomía también.
La influencia se incia en los labios, me besan y los absorbo, cambio.
Con cada caricia, cada juego, lamida o penetración profunda dejo de ser y soy alguien mas.
Pierdo la forma, me desintegro, juego en el cosmo y regreso mimetizada no sólo mental sino fisicamente también y por unos días soy ellos, o como ellos, o tal vez parte de ellos. Visito sus casas, converso con sus amistades, trabajo en sus proyectos... y es que soy influenciable, esto dura hasta que me siento atraída por otro ser, entonces me doy baños de un par de horas con agua caliente y los voy sacando de mi sistema, preparándome para la siguiente influencia.
Por supuesto, siempre queda algún residuo, un tic, un pestañeo particular, tal vez alguna forma inusual de repetir palabras.
Con los años me he convertido en un puzzle abstracto, carente de individualidad, de personalidad. Una masa informe.
Un día de estos, cuando tenga el caracter suficience como para enfrentarme, tal vez haga una dieta de otras existencias y decida dejar que las formas se moldeen solas y pueda, quizas, descubrirme.

12 comentarios:

menteinvisible dijo...

a una persona tan influenciable no se la puede decir nada porque la influye,sólo desearle buena suerte.

peregrino dijo...

Indudablemente alguna influencia anda recorriendo tu ser porque últimamente cada entrega supera con creces a la anterior...!!! Muy bueno!. Felicitaciones y abrazo

Bee Borjas dijo...

Epa!!! Coincido gratamente con Osvaldo... Algo muy interesante está sucediendo en tu espíritu, porque sin dejar de ser Escarcha, estás transitando caminos nuevos y fértiles.
Aplausos, reina!
Besos embrujados!!!
P/D: Fuiste a ver la nueva de Johnny Depp y Tim Burton?

Patricia Nasello dijo...

Ya soy la tercera en estar de acuerdo. Seré influenciable? jajajja. No, no en este caso, hay una búsqueda nueva en este cuento, y un acertado descubrimiento. La historia concluye, sin embargo, deja con ganas de más. Has pensado en una saga? Sería muy interesante.
Clap clap clap. cl... Aplausos, querida Escarcha!!!!

Desde la gélida córdoba, un abrazo cálido y admirado.

Gala dijo...

Todos somos una mezcla de aquellas pequeñas aportaciones que nos van dejando las personas que han formado parte de nuestra vida.
Pero no creo que no tengamos personalidad, simplemente es que vamos moldeándonos no solo a las circunstancias de la vida, sino a todo lo que nos rodea.
Un buen remedio es ese que tu dices, dejar que las piezas se vayan moldeando solas sin más.

Besitos mediterráneos.

escarcha dijo...

gracias a todos por vuestros comentarios!!!!

Bee: no la vi!!!! este mes me toco ver la era de hielo y madagascar!!!!
:-D
seguramente tendré que alquilarla, pero no me pierdo el trabajo del gran Burton!!!!

Shorby dijo...

Como siempre, un escrito redondo =)

Besotes

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Muy, muy bueno, Escarcha!

Con ritmo, armando una estructura que -dotada de una prosa medida, intimista- genera un clima de acción sugerida posible que hace verosímil al relato.


Un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Al final parece que has desaparecido entre tantas influencias, ¿cuál eres la realmente tu?

Enmascarado dijo...

Muy buena reflexión, incuestionable desde luego.
Desde que nacemos, a pesar de no tener capacidad de acción en tantas cosas, nos distnguimos y realmente tenemos algo propio que el tiempo se va encargando de modelar y ajustar. Unas veces por gusto y otras por necesidad, pero terminamos adquiriendo y coleccionando vivencias que nos dan caracter propio.
Tal vez podría decirse que nunca, nunca fuimos nosotros mismos.

Un abrazo.

LA ZARZAMORA dijo...

Somos esponjas desde que nacemos, y absorbemos todo lo que nos rodea desde el lenguaje hasta los gestos.
Mimetizamos y aprendemos. Y de ese amasijo de cristales que vamos acumulando, al final, reflejamos algo de nosotros mismos en el espejo.

Besos, Escarcha.

Carlobito dijo...

Ya lo había leído en tu face y no pude comentar, me costó encontrar las palabras.

No creo que se pueda vivir siendo original al cien por cien, todos somos influenciables... pienso que esa es una característica humana muy arraigada, que quizás tuvo una razón fuerte en el pasado, en las manadas.

Si uno escucha la conversación de dos buenos amigos será fácil notar esto, quizás por la misma forma de reír, o de caminar, o de hablar... somos simios sofisticados amiga, esa es la razón.

La personalidad cambia cada minuto, pero la esencia no, tu esencia no cambiará nunca, eres y serás única hasta el final.

Un abrazo querida amiga.

Related Posts with Thumbnails