Monstruos que retozan en este sitio:

lunes, 14 de mayo de 2012

El mural


Se sintió extraña, aquella mirada parecía extraída de una dimensión surrealista, de un cuento maravilloso con ilustraciones grotescas o un cómic trágico.
No dudó en aceptar la sonrisa y devolverla también.
Se comportó como una adolescente obnubilada, le faltaba que pestañeara continuamente como hacían los dibujitos animados.
Por un breve momento se sintió estúpida. ¿Era posible que el corazón le latiera de esa manera ante la presencia de un extraño que a unos metros de distancia y por entre la gente, le sonreía de esa manera tan surrealista?
Ni se imaginan como le temblaron las piernas cuando se dió cuenta de que se acercaba, tratando de evitar el gentío, intentando que no lo rozaran, haciendo malabares cómicos para evitar los codazos de todos los que se habían reunido para mirar el extraño caso del mural que tras ser terminado cuatro días antes, esa mañana había amanecido con un personaje menos.
Todos estaban frente a la pared, sacando conjeturas, elucubrando sobre quien podría ser el responsable de esa zona blanca. ¿Cómo habrían logrado borrar la imagen de un hombre solitario y con rostro amargo, dejando el gris de antaño, la pared intacta, tal como estuviera antes de plasmar el arte? El mismo pintor se hallaba entre la gente, recordando el sentimiento de soledad que sintió el día que decidió pintar al personaje. Tenía pensado un paisaje con personas que reían y se miraban emocionadas salvo a aquel hombre, que personificaría su estado de desesperación ante una soledad que no podía erradicar. Recordaba haberle dado una sonrisa ecléctica que contrastaba con la mirada ausente por la tristeza, un guiño que sólo el conocería.
La gente se disipó con las horas y nuevamente se reunieron cuando al día siguiente alguien gritó que el personaje había aparecido... esta vez acompañado de una mujer a la que sostenía por la cintura mientras ella tenía un rictus de horror en el rostro y las manos levantadas, en una pose que a todos dejó horrorizados.
A él se lo veía feliz, ¡pero ella parecía intentar escapar del mural!

15 comentarios:

peregrino dijo...

Bueno le habrá pasado por mirona...!!! Muy buena creación, muy original y bien recreada. Felicitaciones y espero que te sigan creciendo las alas...!!!!

Humberto Dib dijo...

Muy buena historia, Escarcha, y excelentemente llevada.
Eso sí, menos mal que lo leí de día, je...
Un beso enorme.
HD

chalyvera@gmail.com dijo...

Muy, muy bueno.

Besos

Enmascarado dijo...

Una historia muy bien llevada escarcha. Un personaje creado por otro de los personajes, que cobra vida para saldar la deuda con su creador.

Abrazos

Bee Borjas dijo...

Qué bueno!!! Pero que cuando te inspirás, sacás la varita mágica y salen joyitas como esta!!!
Me llevaste de la mano como a una nena y al final me quedé asombrada y boquiabierta...
Sos genial, morocha!!!
Besos embrujados y ojo a quien vas a mirar, eh? ;)

Patricia Nasello dijo...

Siempre lográs tu propósito, Escarcha: dejarme aullandoooooooo

Uff, deberé cuidarme cuando ande por Córdoba, con tanto artista callejero pintando sus ensueños...

Vas a tener que venir a visitarme, yo después de leer esto no piso más la vereda!!!!

Besos admirados

Shorby dijo...

Muy bueno!!! =)
Buen final!

Besotes

Torcuato dijo...

Pobrecilla. Quizá él malinterpretó su mirada y creyó que ella quería compartir la eternidad.

Besos, Diana

Patricia Nasello dijo...

Querida Diana, tenés un regalo en mi blog
Beso grandote!!!!

chalyvera@gmail.com dijo...

Algo propio de la vida real, a ellas las conquistan las sonrisas y las miradas y despues en lo unico que piensan es en huir. ¿Triste verdad?


Besos

la MaLquEridA dijo...

¡Que horror! Tus textos me dejan con los pelos parados.

Saludos.

Little Moon dijo...

Hola Escrcha , un relato estremecedor no pense que acabase asi , me a gustado mucho , perdón por no pasar antes , pero estaba un poco liada , besos de Lm.

MIMOSA dijo...

A veces la ficción puede llegar a traspasar las barreras de la realidad, así que, por si acaso, dejaré de mirar carteles y murales de hombres pintados, aunque el mirar de más de uno tenga la habilidad de atrapar.

BESOS, ABRAZOS Y UN TE QUIERO ENGALANADO EN UNA SONRISA, PERO REAL, DE CARNE Y HUESO, NO MÁS!

LA ZARZAMORA dijo...

Muchos han traspasado esa barrera y han quedado atrapados de por siempre.
Borrándose de la realidad y plasmándose en la creación.
Produce escalofríos, sí.

Un beso, mujer de relatos geniales...

Carlobito dijo...

Que rico es sentir ese estremecimiento que causan tus relatos. Genial.

Un abrazo fuerte.

Related Posts with Thumbnails