Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 15 de enero de 2012

¿o sólo las oculta?

El viernes se oculta en la pieza, debajo de la cama, entre el polvo, bajo las cucarachas. El dolor lo tortura pero se aprieta el costado derecho y contiene el aliento, al quejido se lo come con un brindis de bilis y ni un suspiro se le escucha mientras los siente caminar por el patio, husmear los alrededores.
Lo buscan, más no lo encontrarán.
Cuando está seguro que se fueron, huye de la sofocación, va a lo que fue el baño, se aprieta la pierna entumecida, se lava la cara hinchada, se insulta en lo que queda del espejo de la casa vacía.
Se sienta y aspira la vida, dolorosa y maldita que le ha tocado en suerte.
La gente con la que se ha rodeado: la mujer que decidió amar, los amigos que le invitan el porro en las buenas y se esconden cuando lo buscan, todos ellos lo maldijeron, todos ellos merecen estar donde está él, hundido en el excremento del abismo, nadando por la corriente que lo lleva directo al colmillo filoso de un infierno hediondo.
Se mueve, trata de no quedarse quieto, pero el maldito dolor le ha tomado la pierna.
Mañana cuando el dolor cese y se sienta mejor pagarán todos aquellos que lo corrieron, los hermanos de su mujer, sus amigas. ¿Quienes son para meterse en problemas de pareja e intentar reprimir su ira?
A las 11 de la noche aspira un poco de calma, está sintiéndose mejor, cuando acabe con todos recién se entregará a la policía, antes no, primero tiene que demostrarles quien manda.
A las 11 y 20 se retuerce, grita, siente que las manos florecen en garras y la espalda se encorva cubriendo un pecho devorado por el fuego. La metamorfosis es tan dolorosa que lo deja encallado en un sueño profundo.
El domingo logra salir, ha visto cruzar a su madre por la vereda y está seguro que lo busca. No quiere verla llorar de nuevo por él, la encontrará y la calmará.
Su madre está embarazada, rejuvenecida, casi no la reconoce. No quiere acercarse, está feliz como pocas veces la vio, no vale la pena recordarle que él existe.
Lunes, desde el monte que rodea la casa ve pasar al niño con los libros bajo el brazo, tiene el ceño fruncido, está enojado con sus amigos, está enojado con su padrastro, se sienta cerca de la reja y llora en silencio.
Intenta recordar de donde lo conoce, quiere acercarse pero el niño presiente su esencia y se aleja. Mejor así. ¡Si! el niño son malos recuerdos.
Miércoles, un adolescente drogadicto intenta esconder entre las rocas cercanas a la puerta algo que brilla, por la mirada perdida intuye que es algún objeto valioso robado de algún ser querido, él ha pasado por lo mismo, lo lamenta por el adolescente, se aproxima y quiere hablarle pero un ronquido doloroso y muerto se escapa de los labios. El muchacho presiente su esencia y se aleja.
El viernes hay una pareja de enamorados, ella dice la palabra equivocada y él estalla.
Siente odio por el demente que la golpea, ella debería escapar y no volver a verlo.
Ella debería dejarlo, ablandar el suelo donde se hunde y cargarlo de agua para apurar el siniestro.
Se mira en él, se siente dolorido en él, se siente asqueado por él, en él, con él.
No aspira a mucho.
Sólo desea vengar lo que le hicieron, ya casi ni recuerda que fue, pero tiene que vengar algo.
El olor en la casa es nauseabundo, ojalá que alguien más lo sienta y avise a la policía... hay algo que se descompone en el comedor, sentado en una silla, con la mano en un costado.
A las 11 y 20 se retuerce, grita, siente que las manos florecen en garras y la espalda se encorva cubriendo un pecho devorado por el fuego. La metamorfosis es tan dolorosa que lo deja encallado en un sueño profundo.
El lunes sera otro día.
Pronto lo olvidará. El tiempo cura las heridas ¿O sólo las oculta?
Sufre los viernes, agoniza los demás días.
Pronto lo olvidará. El tiempo cura las heridas ¿o sólo las oculta?

13 comentarios:

MORGANA dijo...

Una entrada que me llegó muy dentro.El tener una infancia llena de malos recuerdos no es motivo para cometer atrocidades y maltartar hasta la muerte a su pareja...la vida esta llena de este tipo de personajes....
¡¡¡Me encantó!!
Besazos.

Patricia Nasello dijo...

Un personaje siniestro, sin ningún lugar a dudas. Un personaje malvado. Deberíamos decir "bien hecho" pero sería descender a su altura. Bajar a su odio, a sus miserias.

Aplausos, Gran Dama de las Sombras!!!!

Por este estupendo texto, y por tu amistad, mil besos hacia Santiago

escarcha dijo...

Gracias poderosa MORGANA, en una conversación con una amiga sobre este tipo de casos ella me dijo "el pasado lo explica, pero no lo justifica"

PATRICIA, estos personajes son pintorescos a la hora de escribir sobre ellos, lamentablemente en la vida real abundan. Gracias por tu comentario AMIGA!!!

Bee Borjas dijo...

Historia aterradora, Diana. Sin dudas uno de los personajes más funestos que has creado. Y cuan habituales son... Lacras, que se escudan en sus padeceres para cometer acciones repulsivas.
Excelente historia. Muy real y con tu impronta marcada a fuego en cada palabra.
Besos embrujados, morocha talentosa!

LA ZARZAMORA dijo...

Estos personajes son una lacra.
No todo es justificable, no.
Excelente relato, Escarcha.

escarcha dijo...

gracias por los comentarios Bee, Zarzamora!!!!

peregrino dijo...

Sombríos personajes que escarchan nuestra existencia...!!!!!! Muy bien recreado. Indudablemente sos una maestra en la especialidad... ¡Felicitaciones...!

Shorby dijo...

Me encanta la parte del final, los últimos renglones =)

Por cierto, no me había dado cuenta de tu cambio de look!!
Me gusta!

Besotes

MIMOSA dijo...

Me recorre un frío extraño por el cuerpo, las manos se me han quedado heladas de repente, .....el tiempo, ....el tiempo.....puede que cure las heridas, pero aún así,....¿dónde se justifica todo ésto?
La vida en ocasiones no tiene piedad,.......Me impacta la imagen que escogiste, me impactan las palabras que dejaste, y mis ojos lloran.

Te quiero linda!

escarcha dijo...

PEREGRINO, gracias por tu comentario!

SHORBY, me alegra que te gustara el texto.

MIMOSA, no se si justifica todo, no creo que haya justificativo, pero a veces la existencia que doblega a seres repulsivos te hace pensar en que deberían haber tenido algún tipo de auxilio en niños y no lo tuvieron.
Casi todo comienza, casi todo se forma en la infancia.
ABRAZOS MIL AMIGA QUERIDA

la MaLquEridA dijo...

Estas metamorfosis me ponen a pensar sobre cómo serían en la vida real semejantes personajes.


Un saludo.

Gala dijo...

Las situaciones traumáticas nos hacen perder los papeles.
Que doloroso es vivir en constante angustia, pero eso no justifica otras acciones...
el tiempo cura las heridas, pero yo creo que deja las cicatrices, para que no se pierdan los recuerdos.

besitos mediterráneos.

Little Moon. dijo...

Hola Escarcha , cada día me dejas mas fastinada , con tus textos son pero que muy buenos la verdad te felicito amiga , besos de Lm.
Y perdón por mi retraso .

Related Posts with Thumbnails