Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 12 de junio de 2011

¡Teresa era una buena madre!


Con los entierros compartían vivencias.
La madre les enseño a atesorar aquellos pocos momentos juntos los domingos.
De lunes a sábado: el colegio, trabajo, deportes, amistades, reuniones, colegas, camaradas y demás ocupaciones no les permitía pasar más tiempo como familia.
Por tal motivo, los domingos hacían velorio de 1 hora a cajón cerrado y entierro, todo ese mismo día, con café y masas de por medio, charlas amenas, sonrisas cómplices, halagos varios. El café era ahora que los hijos estaban grandes, ¡Teresa no era mala madre! Mientras fueron chicos era chocolatada con vainillas.
Durante la semana se recolectaba lo que moría y se lo guardaba hasta la llegada del día indicado: dientes de leche que caían, cabello cortado, pedazos de uñas, a Lucas a los once le extirparon el apéndice pero como no lograron recuperar el órgano se hizo un funeral simbólico con 300 gramos de carne picada comprada en la carnicería de la equina.
Cuando el gato les murió un lunes lo guardaron en el freezer hasta el domingo, pero metido en tres bolsas de consorcio para no contaminar la comida que se guardaba ahí ¿ya les había dicho que Teresa no era mala madre? ¡Ella cuidaba esos detalles!
Cuando Rodolfito le contó que había perdido su virginidad, ese domingo se sepultó un frasquito con sangre, por la inocencia perdida. Se la extrajo con la ayuda de varias jeringas (y de Lucas que tuvo que sostener a su hermano que se negaba a donarla), luego por supuesto un desayuno suculento para que no se sintiera débil durante el día.
¡Teresa era buena madre!
Rodolfo fue el primero en casarse y abandonar el hogar, por alguna extraña razón le confesó a su progenitora que no continuaría con la tradición de los entierros dominicales con sus hijos.
Lucas se puso de novio al año siguiente y el domingo previo a su boda, Teresa les pidió a sus hijos que asistieran al último funeral familiar.
Había sido una buena madre y ahora el nido quedaba vacío.
El domingo a la mañana ingresaron temprano al hogar y se recostaron los 3 en la mesa, con las manos unidas en el pecho y tres sillas vacías como acompañantes. Lucas fue el primero en protestar. Teresa era buena madre y no permitía desobediencias ni atrevimientos, una bofetada bastó para que se recostara de nuevo.
A las tres de la tarde se abrió la puerta y salieron los hijos.
Atrás quedó la madre recostada en la mesa.
Teresa había sido buena madre y los crió bien.
Pero los hijos siempre se rebelan al final. Ninguno se dignó ni siquiera a enterrarla.
Cuando les pidió a cada uno el semen que su útero agonizante necesitaba para poder procrear una nueva descendencia, y se levantó la pollera gris y amplia mostrando la falta de ropa interior... ¡ellos! como los malos hijos en que la vida los convirtiera se negaron, desobedeciendo a los mandatos matriarcales y se levantaron furiosos sublevándose a los designios.
-¡Vieja sucia!- gritó uno antes de levantar la mano.
¡Pobre Teresa, ni un funeral decente se le dio!
El gato que suplantó a aquel muerto y congelado se la terminó por comer, no sin antes invitar a varios de sus congéneres al festín
.

18 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Agggg!!!
Es buenísimo el relato, Escarcha.
Ya les vale no haber querido si quiera enterrarla, con lo que se desvivió por ellos ;-)
Pobre Teresa.
Besos.

Patricia Nasello dijo...

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuch!
Querida Escarcha, tu imaginación desborda y está cada vez más atrevida: Bravo!!!!
(Confieso que me tranquiliza saber que está muerta, jaja)

Un beso enorme

Andri Alba dijo...

La hotia!!! Joer con este relato, lo cierto es que era buena madre y no merecía nada mejor que este buen trato que los hijos le dieron. Es muy posible que yo hubiera hecho lo mismo de haber sido hijo.

Bueno, querida Escarcha, he impreso el relato que no me he leído, de las diosas de la noche, me lo leeré en casa tranquilita y despacito pa masticarlo bien....Y gracias por tu cariño, ESCARCHA, resulta en gran felicidad para mí recibirlo.

Andri

Miss Bittersweet dijo...

Un post genial, muy acorde con la foto! jaja. Me ha gustado mucho, no es de los tuyos de terror pero sin duda que a sus hijos les tendría aterrorizados sí! Un besazo.

escarcha dijo...

gracias amigas!
me divertí mucho escribiendo este cuento.
Me crucé con una mujer mayor en la calle que tenía cara de "pocos amigos" y pensé: pobres los hijos de esta vieja!!
jajajajajaja
después fue sólo escribirlo.

MORGANA dijo...

Joer Escarcha,menuada madre.No me extraña que no recibiese un funeral...
Eres buenísima con tus relatos.
Mil besos.

Shorby dijo...

Jajajaj es genial!!!
Me ha encantado!!
Y la foto, muy buena =)

Besotess

Ana Galindo dijo...

Ufff, querida. Me quedo desconcertada, porque logras impresionarme. Eres fantástica, y lo sabes.
Aplausos rendidos a tu imaginación.

Besos

Bee Borjas dijo...

Uyyyy! Què vieja desgraciada!!! Nena, sos una cosa seria! De dónde te salen estas ideas??? Ya sè que viste a esa mujer antipática en la calle, pero se te disparó la imaginación y lograste una historia super original y diabólica. Me encantó! Me pueden estos relatos retorcidos! JAJAJA!!! Genialidad total Diana! Besos brujos!

escarcha dijo...

gracias por los comentarios amigas!!!!
:-D

Renate Mörder dijo...

Qué bruja esa mujer, por dios!
Un relato delirante, que me recordó a una vecina mia que casualmente se llama Teresa jaja ;) Besos

escarcha dijo...

Lo de Teresa sugió mientras lo escribía... debo tener algo inconciente contra las Teresas jajaja. gracias por pasar Renate!

Galatea dijo...

Ais Dios, Escarcha... se me revolvieron las tripas!

Menuda la Teresa!! consiguió lo que en via pidió a gritos...
Afortunadamente los hijos tuvieron sentido común y desaparecieron de aquella casa del horror...

Me encantó el relato.

Eres una artista.

Besazos mil.

Carlobito dijo...

Uy, me impresiono un poco, me hizo recuerdo a un capítulo de una de mis series favoritas, los expedientes secretos X.

Saludos amiga.

escarcha dijo...

gracias por comentar Galatea.

Carlobito!! yo también veía expedientes secretos x... en realidad era una fanatica a rabiar!

Ricardo Miñana dijo...

Buen relato, ya ves hay personas que nacen estrelladas.
un placer pasar por tu casa.
que tengas una buena semana.
un abrazo.

Andri Alba dijo...

Ay, ni niña, mi niña, lo cierto es que el relato de las diosas de la noche, te juro que al final me dio eso que me da que no puedo explicar, después de llegar al final, mi hermana me estaba diciendo algo y yo estaba allí justo donde no me encuentro y me veo clariiiito que yo no soy yo, sino otra cosa, otro ente. Le dije: No te estoy escuchando, no sé lo que me dices porque en este momento no soy yo quien está aquí. Me impresionó. Me dije que hasta que no la leyera, no me manifestaría contigo, pues no me gusta faltarme, si digo que voy a hacer algo, me gusta hacerlo, cuando no lo puedo hacer, me siento mal conmigo y con la persona a la que se lo digo y la cara se me cae de vergüenza por faltar si falto a lo que digo. Por eso, hasta ahora este momento ni te he contestado en mi librealbedrio. Me encanta como escribes ESCARCHA, creo que es mutuo el enganche que hay cada una por las letras, pues tú no te quedas atrás, escribes de manera magistral. Me encanta agrarte el gustito, pues leer es como el arte de escribir, los dos van pegaitos. Y tú me nutres y me haces sentir esa emoción que una busca cuando lee, pues al leer, somos los protagonistas y somos los personajes secundarios de la historia y somos las paredes y somos los floreros y las cafeteras y el suelo que los personajes pisan...yo por lo menos así lo siento. Y así lo sentí con esta historia que contada por otros, pues hay personas que han escrito sobre el tema, no han tenido el efecto que esta tuvo en mí. Perdona, la efusividad, pero es así. Tienes más comentarios míos y ves que no en todos soy de la misma manera, pues me gusta ser honesta con lo que digo.

Un abrazo mi querida amiga, pues eres eso tanto como Luna y Eva la Zarzamora.

escarcha dijo...

AMIGA, GRACIAS POR ESE COMENTARIO MUJER!!!!
UN ABRAZO INMENSO

Related Posts with Thumbnails