Monstruos que retozan en este sitio:

jueves, 24 de marzo de 2011

El accidente (II)

Creado los subterfugios necesarios se sentó a esperar al costado de la ruta a que pasara un auto, una bicicleta, una moto o tal vez un ovni que lo rescatara. Nueva sonrisa. Era un hombre fuerte que hasta en momentos extremos no perdía el humor, pensó, mientras se miraba los brazos rasguñados y el pantalón roto por el accidente.
Pasó aproximádamente media hora, cada crujido que se producía a sus espaldas lo hacía temblar ¿a que le tenía miedo? Evitaba a toda costa mirar el auto con las ruedas al aire como un animal herido y aquella silueta que se dibujaba en el interior.
Unos pasos se acercaban por entre la maleza...
¿Un hachero? -pensó-¿tal vez un lugareño? Lo único que esperaba es que tuviera un celular que funcionara, el suyo había perecido junto al auto.
Ya lo veía acercarse por entre el monte. Las últimas ramas se hicieron a un lado y consternada apareció Marisa, con un golpe fuerte en la frente desde donde había emanado sangre que le bañaba el rostro dándole una imagen funesta de si misma.
El muchacho se puso de pié de un salto, tragando saliva y sintiendo un frío intenso que le subía por las rodillas.
La mujer venía con la mano en la cabeza, pero al verlo el rostro se transfiguró, parecía haber olvidado sus dolores. Marisa corrió gritando feliz hasta su encuentro y se le tiró encima abrazándolo mientras reía y lloraba fuera de si.
-Te busqué por todos lados, no lograba encontrarte, me perdí, hace mucho que camino tratando de hallar la ruta, pensé que habías muerto- le explicaba mientras la sangre seca volvía a licuarse por las lágrimas y se mezclaba con la suciedad y el sufrimiento de la mujer.
Marisa no dejaba de abrazarlo y acariciarle el rostro, los manos, el pelo... Jorge seguía parado, con los brazos a los costados, tal como había quedado cuando la vio salir. Intentaba entender lo que sucedía. Sin dar vuelta el rostro, con el rabillo del ojo miró hacia el auto, la silueta distorsionada seguía en el interior... ¿a quién había atropellado en su loca carrera? ¿a quién había matado y puesto como carnada en el auto? Él habría jurado que era Marisa, pero una remera gris y un jean azul podía tener cualquiera. Es más, recordó que para no sentir asco por el estado de la mujer había evitado observarla, y que mientras la acomodaba en el auto trataba de mirar el suelo o los pies descalzos del cuerpo, para no toparse con los ojos, con alguna mirada perdida en el submundo de los muertos.
¿Cómo le explicaría a Marisa todo lo que había hecho?
La muchacha parecía no darse cuenta de su turbamiento. Luego de la alegría vino el enojo.
-Te dije que no conducieras, ¡casi nos matas a los dos! ¿Que habría hecho si te pasaba algo? ¿Donde está el auto?
La pregunta lo volvió a la realidad.
La tomó de los hombros, la condujo un poco más lejos calmándola, examinándole el rostro para comprobar que la herida no fuera profunda o simplemente tocándola para ganar tiempo y pensar en el siguiente paso, llegó a un lugar lo suficientemente lejos del accidente y desde el cual no podía ver el vehículo. La beso e hizo que se sentara en un promontorio de rocas.
-Tienes razón, yo tengo la culpa de todo, pero ahora tenemos que salir de aquí, el auto está destrozado, voy a volver a buscar mi celular por la zona, no te muevas.
Ella se paró de un salto con cara de susto a lo que él la tranquilizó.
-No me voy a alejar, necesitamos salir de aquí y no podemos ir hasta el auto los dos, uno debe quedarse en este lugar por si pasa algún vehículo.
Marisa aceptó de mala gana.
-¿Estás bien?- le preguntó ella besándolo.
-Creo que si. Te busqué tanto que no tuve tiempo de mirarme, creo que estoy bien- respondió y besándole la frente la dejó sentada mientras él se internaba en la maleza en dirección al vehículo.

continuará.

9 comentarios:

Patricia dijo...

Tengo miedo por Marisa, el muy maldito aún puede matarla.
Ay Dios mío! Falta mucho?

Un beso grande querida Escarcha!

MIMOSA dijo...

¿Y ahora que digo? Planchada, me quedo planchada!!!! Hasta me arrepiento del insulto proferido.
¿Se puede saber cómo tienes esa capacidad para crear tal magia?
Ni idea que puede ocurrir a continuación, estoy totalmente en ascuas!!! Has logrado una nueva sensación, que me deja el sentido en un total standby!!!
Preguntas, preguntas y más preguntas se me agolpan en las puntas de mis dedos queriendo escapar y esparramarse en este espacio, pero las contendré esperando que nos asombres con el truco final!!
Fantástica!!!!
Besos

Shorby dijo...

Cómo que "cree"??!!!

Grrrrr... a ver la continuación!

Miss Bittersweet dijo...

aúuuuu! aulloo porque me has dejado con la intriga! Algo se está cociendo aquí, lo huelo...
Un besito!

Bee Borjas dijo...

Hummmmm... Esto huele muy extraño... Espero que el muy cretino se lleve una buena sorpresa! Y conocièndote Diana, esto puede terminar de una manera absolutamente GENIAL! Què se venga la continuación! Ayyy Dios! Siempre me ponès nerviosa! Què habilidad mujer! JAJAJAJA! Besos Brujos!

escarcha dijo...

GRACIAS POR SUS COMENTARIOS AMIGAS!!!

Ana Galindo dijo...

Nos dejas en un punto muy álgido de tensión...sabes lo que haces, mi niña. Eres buenísima. Talentos como el tuyo deberían ser "captados" y aprevechados (no dudo que ya lo eres) para proyectos bien grandes.
Nos tienes a tus pies.
Un beso preciosa

Carlobito dijo...

No puede ser que el tipo se salga con la suya, pobre Marisa.

Espero la continuación con ansias :)

Un abrazo

escarcha dijo...

gracias amigos por pasar y leer!!!!

Related Posts with Thumbnails