Monstruos que retozan en este sitio:

martes, 5 de octubre de 2010

LOS BRAZOS (II)


Tenía veintidós años cuando se enamoró de una de sus modelos.
La esculpía de cuerpo completo en arcilla y no podía dejar de admirar sus dedos lánguidos, las manos pálidas, la delicadeza de las líneas azules que surcaban por ratos los antebrazos y sus codos blancos y pulcros.
Después de seis días modelándola y aspirando su alma para condensarla en rasgos de arcilla, supo que la amaba.
La sedujo en una letanía suave, sin apuros, con dulce melancolía, atrayéndola con suspiros y rosas. Invitándola a libar en su sueño de besos con cortas caricias y ojos brillantes, miradas colapsadas y lenguas ansiosas.
A los tres meses de un trabajo metódico y detallista, Cándida ganaba el amor de su modelo y su cuerpo esbelto y perfecto pasó a compartir la cama, convirtiéndose en un bálsamo para la soledad que su alma herida cargaba como estigma.
La primera noche que aprisionó el cuerpo de la bella Emilia bajo el suyo, se quedó embelesada por la perfección de sus hombros. Los brazos no tenían fin, tan suaves y perfectos, casi como obras maestras de un artista impiadoso que se los otorgaba a unos y se los robaba a otros.
-Emilia, mi dulce Emilia, dame tu abrazo, materialízalo para mi alma, cubre mi faz con las caricias que ella quería darme y borra los fantasmas que por ratos me asaltan, quiero descansar de la culpa que carga mi alma, mi dulce Emilia, ¡la culpa que carga mi alma!
La modelo sumisa, perfecta y bella, siente que su escultora pertenece a esa rara raza de artistas que sufren por la incomprensión. Que tienen la mente tan lejos de los pensamientos de los demás mortales que sólo pueden esperar soledad y miradas esquivas. Su escultora es tan extraña como todos aquellos que se dedican a exteriorizar sus penas a través del arte, pero se ha fijado en ella y se siente honrada por ello.
No entiende lo que su amante quiere decirle, pero le acaricia la cabeza y la inclina sobre su pecho permitiéndole dormir casi todas las noches, bajo el cálido sostén de su abrazo.


...continuará


6 comentarios:

Bee Borjas dijo...

Guauuu!!! Esta historia se está poniendo EXCELENTE!!! Què buen mix de sentimientos encontrados... Pesar, añoranza, culpa...
Bravo Amiga!!! Un beso!

MALENA dijo...

¿Cuánto puede llegar a esconder un abrazo????
Editor@s del mundo: Aquí hay material del q te hace temblar y pedir más!!!!

Abrazo inmenso "no danger"!

Male.

Patricia dijo...

Excelente Escarcha!!! Temo por la vida de la modelo, no sé por qué. me dejás temblando amiga.

escarcha dijo...

GRACIAS AMIGAS POR LOS COMENTARIOS!!!
:-D
TRATARÉ NO DEFRAUDAR CON LA SIGUIENTE PARTE

Musaraña dijo...

Ay esos continuará....lo que nos hacen sufrir!!

MIMOSA dijo...

Me tienes en un ay! Me gusta como vas desgranando paso a paso, ¿qué nos esperará? No prolongues demasiado ese abrazo y dale al play que ardo en deseos de seguir leyendo.
Estoy segura que no nos defraudarás.
No te doy ni besos ni abrazos hasta que desveles el final.

Related Posts with Thumbnails