Monstruos que retozan en este sitio:

miércoles, 26 de mayo de 2010

La niña


Buscaba la forma más original, inusitada y asombrosa de matar.
Había decidido que de grande sería "Asesina Serial" y que un día contarían su historia en algún documental de Discovery.
El hecho de ser una niña pronta a convertirse en mujercita bella y amorosa le hacía llevar una gran ventaja por sobre el gran género dominante en la lista de sicóticos asesinos.
Revólveres, cuchillos, sogas y venenos se repetían en las historias.
Golpes, patadas y asfixias manuales se colaban repetidas veces en las aberraciones de los criminales.
Se sentaba en su escritorio de pre adolescente y con la lapicera mordida apoyada en el mentón, pensaba en las posibles formas, mientras miraba los posters de Britney Spears pegados en la pared.
Diagramó el futuro delito en su cuadernillo, forrado en rosa, con stickers de corazones púrpuras, subrayando los momentos cumbres con su lapicera favorita verde con brillitos y aroma a kiwi.
El asesinato estaba recreado con todos sus detalles, ahora faltaba pensar en la víctima
Siete días después una profesora de Literatura Artística fue encontrada por sus alumnos, perfectamente sentada en su escritorio con la punta de un compás clavada en la pierna. Profundamente dormida con un jarrito de café frío cerca, lleno de somníferos. Una burda poesía escrita en la blusa blanca con lapicera verde.
La policía conjetura sobre la poca habilidad del precoz delincuente que durmió a la mujer, escribió el poema copiándolo de un cuaderno rosa encontrado en el lugar de los hechos. Intentó herirla con el instrumento geométrico, vomitó a un lado cuando vio la sangre y salió arrastrándose hasta la sala de limpieza en donde la encontraron en estado de shock, chupándose el dedo pulgar y haciendo corazoncitos verdes en la pared rosa.
El discovery años después habló de ella en un documental sobre niños traumados, criminales precoces y sociópatas.
La niña, convertida en adolescente para ese entonces, lo miró desde su pequeña celda con una sonrisa triunfal en el rostro, lo había logrado. Su mamá le había enseñado de pequeña que los objetivos puestos siempre debían ser alcanzados o al menos luchar con tesón para lograrlo.
El día que saliera de allí ya podría dedicarse a ver televisión sin que su madre le refregase en la cara que no tenía metas en la vida.
Apagó el televisor y tarareó un tema de Britney Spears.

10 comentarios:

madroca dijo...

Hola Escarcha, hoy quiero extenderme un poco más en mi comentario, nos tienes acostumbrados a relatos inquietantes, a veces bordeando el Gore, otras en los que después de leer nos debemos lavar las manos todavía goteantes de sangre, y otros en los que desde la tenebrosa pantalla convertida en bosque a medianoche escuchamos los aullidos de la bestia.
Pero hoy, hoy quizá me has escalofriado más que nunca, me has hecho visualizar que lo que describes es algo tan real, que esa niña que pinta corazones verdes sobre un fondo rosa puede estar sentada cerca de donde ahora te escribo este comentario, que esa madre, existe igualmente, y sobretodo, que ese educador invisible al que llamamos televisor, y que fagocita constantemente la mente de nuestros niños y jóvenes, seguirá encendido sin control alguno de lo que esos están viendo, en millones de hogares.

Perdona la extensión, un saludo

escarcha dijo...

Madroca: este texto lo escribí luego de ver un documental sobre las masacres escolares en la Argentina. Me dejó pensando el porque un niño podría llegar a convertirse en asesino. No creo que exista "el motivo" si se que hay una suma de momentos que te proyectan. Malas amistades, padres que no entienden lo importante de sus roles en la vida de sus hijos (llegué a escuchar a una mujer tratar de "estúpido" a su hijo porque no había hecho las compras que ella quería. Si así lo trataba en la calle no quiero imaginar lo que era puertas adentro). Intenté escribir sobre eso, pero el papel principal lo visualicé en el cuerpo de mi hija, una quinceañera bonita, viviendo su vida entre canciones de Spears y corazones rosa. A la final me resultó tan dificil este tema que no pude hacerla asesina. Por más que uno sepa que son cuentos ficticios, la verdad conocida por todos te rasguña la espalda. Te abre la boca en la cara y te tira su apestoso aliento de certezas: existen niños a los que la tortura de una vida que nadie merece, los lleva a hacer cosas inimaginables.

MUCHAS GRACIAS POR TU EXTENSO COMENTARIO AMIGO. MUCHAS GRACIAS POR SEGUIR LEYENDOME!!!!!

madroca dijo...

Querida amiga, hoy mi hijo cumple 17 años, parece que fue ayer cuando gateaba y ya es un adolescente pre-adulto, desde su nacimiento me ha preocupado su educación, no tanto a nivel academico como humano. En estos momentos convive por igual con su madre que conmigo, a pesar de ello, uno de mis objetivos es que siga creiendo en el amor, pero en el amor bien entendido, no ese amor que lleva a la opresión, o a la aniquilación, creo que el respeto que mantenemos a pesar de la separación tanto su madre como yo le hacen ver cosas que quizá otros no vivan.
Tienes toda la razón del mundo en que chiquillos adolescentes viven situaciones familiares, por desorden, o por egoismo personal de los progenitores que rayan lo moralmente establecido, cuando no lo traspasan claramente. Hijos solos practicamente todo el día, delante del PC o del televisor, haciendo suyos videojuegos en lo que la maldad es vitoreada, o premiada, padres, y madres, que les usan de lanza o escudo, según convenga, y otros que les usan directamente para hacer daño al otro, situaciones llevadas al extremo que facilmente pueden romper el frágil equilibrio mental de una mente en desarrollo, y si ese fraccionamiento se produce en ese fino hilo que separa en la consciencia el bien o el mal, se producen esos actos en los que adolescentes sin aparente motivo descargan toda su ira, todo su dolor, toda su venganza, y asesinan sin que les tiemble el pulso.
Un abrazo y disculpas de nuevo por la extensión

Carlos dijo...

DEMASIADO ESCALOFRIANTE, A LA PAR QUE DEMASIADO REAL, COMPAÑERA..

UN BESO!

Anónimo dijo...

HOLA AMIGUÍSIMA!: No sé, pero cuando te leo, leo concientemente ficción, aún cuanto esta se nutra de verdades escalofriantes. Adoro la ficción porque me lleva a otros mundos,DECIDIDAMENTE DIFERENTE, NI MEJOR NI PEOR....DIFERENTE. Cada vez escribes mejor,y lo digo porque yo te vengo leyendo de aquellos textos en donde mirabas desde la ventanilla una zapatilla olvidada", a un costado de la ruta. Despuntabas timidamente tu escritura...hoy estás ya, con un estilo casi definido. Logras incluso una extensión acorde con el contenido de los relatos. Cuando los protagonistas son niños, conmueven más, provocan más, duelen más, por lo que significan fuera de la ficción. Y se nota cómo cuidas a este personaje.
Como verás, pudiste llamar a la reflexión, que no es poca cosa. No me gusta decir TE FELICITO, prefiero decir, TE QUIERO MUCHO... CADA VEZ ESCRIBES MEJOR....

YULY.....

escarcha dijo...

GRACIAS AMIGA POR LEERME!!!
YO TAMBIEN TE QUIERO MUCHO

Malena dijo...

Cinco minutos para dejarte muchos besitos, regalarte una :), desearte muchos momentos dulces.., y decirte que nunca dejes de dedicarnos posts tan maravillosos..

Gracias mi niña..

Male.

Musaraña dijo...

De nuevo una escarcha diferente...Esta vez asoma un montón de humor negro.

Esta vez me arrancaste una sonrisa en lugar de dejarme sin respiración. Sólo puedo decirte....BRAVO!!

Perdona que no te haya comentado antes, pero aunque haya estado en silencio no he dejado de seguirte.
Eres mi droga favorita.

Un mordisco

Musaraña dijo...

Ah! Siempre se me olvida, pero las imágenes con que ilustras las historias ultimamente son la leche!!

nonis dijo...

impresionante y realmente muy fuerte... no tuve la oportunidad de ver el documental que decis, pero sin dudas que tus palabras son tremendasmente reales... muy bueno... gracias por compartir... nonis ortega

Related Posts with Thumbnails