Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 3 de marzo de 2013

Ella, vestida de oscuridad.


Tantas veces había rechazado cualquier alusión a religión, dogmas poco claros que prohibían toda clase de libertad de pensamiento, y descalificado gente que se despedía con un “que Dios te bendiga”... y ahora estaba ahí, escondida en ese rincón oscuro, implorándole a cualquier Dios que estuviera de turno que se dignase a escucharla, que la ayudara en tal terrible trance, tenía las manos unidas y las oprimía tanto que estaban enrojecidas y calientes.
Respiraba lo menos auditivamente posible tratando de no llamar la atención de las cucarachas, ratas o enanos voladores. Sentía el dolor como pulso en el costado izquierdo y temía que su quejido pudiera despertar a la bestia.
La oscuridad ayuda a que todos los demonios bailen el vals con exquisita decencia. Ellas se tocan las tetas, ellos se masturban orgullosos. La luz podría alejarlos, pero no consigue imaginar cómo iluminar el vestigio de mortalidad en el que se encuentra. Se abre una puerta (el sonido es inequívoco, pero no había visto alguna cuando llegó a esconderse). La bestia puede crear portones de entrada, desovillar las vísceras y sentarse a todas sus anchas antes de comenzar a tejer mientras silba bajito.
Se le acercan y tiembla. Saca un rosario que no sabía que tenía y pide: Quien quiera que seas… ¡sálvalo de mí!
Siente que los pasos se detienen a su lado (¿o son cascos de patas que se sobresaltan al encontrarla y se detienen estupefactos?)
El dolor cede.
La bestia se cierne sobre ella.
Ella grita.
Ella reza.
Ella no se arrepiente.
Se lanza sobre el humano y le muerde la yugular. Es tan rápido el movimiento y tan excitante el dolor de ser, que se orina encima mientras se esconde nuevamente.
El hombre ha sentido un leve silbido en el aire. Mira a su alrededor.
No verá a la parca escondida entre la lujuria de los demonios. 
Ella no puede inclinarse hacia ninguna de las dualidades. Sólo debe hacer su trabajo, dejar un cuerpo que se enfría para que ellos lo destrocen con sus rivalidades.
A veces quisiera estar menos sola, acostumbrarse al oficio y no tenerles lástima.
De soslayo puede ver cuando la bestia y el luminoso lo destrozan y pesan para ver quien se queda con la mayor parte.
El rosario no ha servido, la próxima vez intentará con velas rojas.
En algún momento encontrará algún Dios que la ayude con sus sentimientos de soledad, masoquismo y baja autoestima.
Saca su tablet, la lista es larga y recién anochece.
Lo peor es el turno nocturno, ser muerte y llevar un vestido oscuro la hace aun más lúgubre.
Tal vez mañana se compre un lapiz labial rosa.

10 comentarios:

Peregrino dijo...

La Parca tecnificada!!! no te puedo creer Diana!!! Cuanta imaginación!!! Ya mismo me voy a conseguir el mejor hacker para que me mande al fondo de la lista!!!!! Felicitaciones y abrazo!!!

Bee Borjas dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuuu!!! Tremenda historia, Diana!!! Coincido con Osvaldo. Ese toque tecnológico hace que sea más terrorífica aún!! Merde, mujer! Tu imaginación me deja estupefacta!
GENIALLLLLLLL!!!!
Un abrazo embrujado!!!

César Augusto Pacheco (Rashek) dijo...

Qué decir. Un relato ciertamente alucinante. Me fascinaron tus sombras, por tanto te enlazo y te llevo a las mías. Abrazo enorme.

mOnina Luna dijo...

"labial rosa" ha sido tan sorpresivo el mañana :S, pues nada que saludarte y felicitarte de nuevo por este escrito tan sombrío :)

Ikana dijo...

Muerte y glándulas. Intrigante O.o

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un relato oscuro, Esacarcha, en el que consigues la atmósfera que sumerge al lector en el texto.

¡Buen trabajo!

chalyvera@gmail.com dijo...

Quien quiera que seas… ¡sálvalo de mí!

Ayy, yo tambien temo que mis demonios huyan.


Besos

Little Moon. dijo...

Un relato , que me deja la sangre helada , muy bueno,te deseo una feliz semana , besos de Lm.

Shorby dijo...

Me encantó =)
Muy bueno, como siempre. Me gustan las narraciones con frases cortas =)

Besotes

Carlobito dijo...

La muerte en una auténtica crisis existencial, hasta sentí pena por ella. Eres increíble amiga mía.

Abrazo

Related Posts with Thumbnails