Monstruos que retozan en este sitio:

sábado, 1 de diciembre de 2012

Ser hembra


El médico les explicó que cuando Juana tropezó, se golpeó la cabeza ocasionando un trauma menor en el lóbulo temporal que podría traer aparejado dolor en la zona comprometida y otros efectos adversos que eran realmente nimios, dado que el golpe no revestía gravedad.
Cuando la niña despertó, encontró el rostro de su madre, le dedicó una sonrisa y pronto la mirada comenzó a perderse. La pupila se desplazó de un lado al otro de la habitación, pareciendo encontrar miles de rostros. Juana comenzó a agitarse y tuvo su primera crisis nerviosa, que se repetiría durante ese mes, cada vez que despertaba.
La mantuvieron bajo potentes sedantes y la medicina fue reducida recién al quinto mes, cuando sus funciones neuronales comenzaron a restablecerse.
Un 19 de agosto, a las tres de la tarde, luego de un suspiro largo y casi doloroso… despertó. La trataron como a una muñequita de porcelana, con todos los cuidados que una niña herida pueda necesitar. Juana dejó de ser alegre. Se convirtió en un ser gris, depresivo, aletargado casi, casi, envejecido.
Aquella tarde, la madre, cansada de mirar en silencio, decidió hablar con la niña y tratar de sanar su alma. Intuía, o tal vez, tenía la esperanza que luego de una charla íntima los demonios podrían desaparecer.
-¿Dónde estuviste? –le susurró abrazándola y la pequeña comprendió que había llegado el momento de expulsar sus nuevos conocimientos, dejarlos libres y liberarse ella también.
-He recordado cosas que no tendría que haber recordado -comenzó y ante la mirada de incertidumbre de la mujer mayor, Juana continuó -he vivido 376 vidas, tuve 400 hijos, maté a 100 de ellos, 30 niños murieron en mi vientre y me morí con ellos después. ¡Amé a tantos, odié a tantos otros! ¡Fui violada, asesinada, asesina! ¡Hembra en todas las vidas! ¡Mierda! ¡Hembra siempre! -la niña lloraba a lágrima viva y la voz iba creciendo en volumen e histeria -Me duele el pecho, madre, el vacío que tenía lo he llenado con tantas vidas que estoy desbordada. Ojala pudiera cerrar los ojos y dejar de observar los rostros. Olvidarlos. ¿Ser hembra es un solo derrotero? ¿Ser hembra me hace partícipe necesaria de la tragicomedia de la creación? Recuerdo a todos… ¿ellos me recordarán? Me duelen mis hijos, me duelen en las entrañas.
La mujer se levantó confundida y retrocedió un paso, Juana lo percibió y se aferró a ella, fuerte primero, luego con saña, arañándola, golpeándola.
-Amé a mis hijos, odié a mis hijos. Aborté a tantos. Destrocé a otros castigándoles con brutalidad. Permití que mis hombres los amaran y que abusaran de ellos también. No quiero ser mujer, ya no más. He intentado ocuparme del arte, de la medicina. Fui bruja, científica, filósofa… pero siempre caí en la tentación de la creación o me obligaron a ser parte –Se serenó un momento, dándole tiempo a su madre para que se arrastrara a esconderse bajo la mesa. La mujer grande nunca emitió algún llamado de auxilio, sabía que el desquicio de su hija necesitaba de una víctima para descargar su furia… y ella estaba para eso.
-Fui una madre sobre protectora de un loco que se auto proclamó “el salvador” y después de correr por detrás de él, cuidando su espalda, lo mataron y me devolvieron sus restos con cruz incluida. Sabía que su megalomanía era mi culpa por criarlo diciéndole que era único y tan perfecto como sólo podía serlo un descendiente de algún Dios, la histeria colectiva habló de resurrección, pero yo sé que todo terminó ese día. -Respiró profundo, lo meditó un momento y continuó -Quedan residuos en el inconsciente que nos obligan a actuar de diferente manera en las siguientes vidas. Por tal motivo cuando el ciclo comenzó de nuevo me dedique a mi misma, hice de mi cuerpo un templo de placer, caí rendida a los pies de cuanto alucinógeno me permitió evadir la realidad y abandoné al niño que mamó de mi intolerancia. Creció, creó su secta y con esa voz dulce y la mirada penetrante los doblegó a tal punto que cometieron horrores en su nombre sin que él se ensuciara las manos. Los mantuvo junto a él como ovejas sólo para que le dieran el amor que le negué. ¡Pobre mi Charles, tan chiquito y tan sanguinario! He creado monstruos, pervertidos, sociópatas, genocidas y los he amado como al más puro de los profetas, pero también desestimé a tantos otros, tratándolos como a la más inmunda de las parias –Corrió desesperada tras el cuerpo de su madre y siguió golpeándolo sin percibir que estaba tirada, laxa, perdiendo tibieza y color.
-Mamita- gimió y se recostó a su lado, más tranquila tras la catarsis, dedicándose a besarle los labios morados – ¡Hembra, ya no!
Y tomando las tijeras con las que la muerta le había fabricado los vestidos más hermosos, se produjo heridas lo suficientemente profundas como para inutilizar no sólo su útero, sino también coartar su vida… luego de un leve suspiro dejó de respirar y comenzó a latir en un embrión, que la naturaleza impiadosa, brutal, sarcástica, dotaría  en el par 23 con el cromosoma ¡XX!... hembra, ¡otra vez!

13 comentarios:

Enmascarado dijo...

Destinada a vagar siendo hembra. Angustiosa pero envolvente tu historia, escarcha.
Reactiva dudas existencialistas.

Un abrazo

peregrino dijo...

Excelente!!! Gran creación Escarcha!!!!!! Nos paseaste por generaciones de terror de manera impecable. Mis más sinceras FELICITACIONES Abrazo de Peregrino (A y me lo llevó para recomendar!)

Ikana dijo...

¡Wow! Qué relato más cruel, básico, sanguinario, espeluznante, macabro y agrio. Deja a una patitiesa.

MORGANA dijo...

¡¡BRUTAL,DIANA!!
No añadiré más,me impactó.
Mis felicitaciones por tan Buenísimo micro.
Besitos.

Shorby dijo...

Jajajaja "otra vez!!"

Me ha encantado, felicidades =)

Besotes

Gloria dijo...

¡Buf! despues de esto no se si quiero seguir siendo hembra...
Es cierto que siempre hemos llevado ese estigma del pecado y el poco cariño que la Snta Madre Iglesia nos tiene pero ante tanta indefensión patriarcal no cabe otra que luchar las unas por las otras, NO CONTRA LAS OTRAS que es lo que hacen muchas.
Saludos desde Tenerife-Canarias y espero seguir contando con tus letras de hembra por mucho tiempo, te dejo enlace de mi espacio para cuando gustes.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

Bee Borjas dijo...

Impresionante Diana!!! Recién lo leo por tercera vez y sigo alucionada. Uno de los mejores relatos que has escrito.
Hilvanaste una historia con muchísimas otras en su interior. Una verdadera catarata de eventos que sólo las hembras podemos transitar. Porque dudo que los caballeros puedan siquiera "vislumbrar" de que se trata.
Te felicito de corazón, mujer!
Un abrazo GENIA!!!

chalyvera@gmail.com dijo...

Me gusto mucho.


Besos

la MaLquEridA dijo...

Ese ¡Otra vez! me mata, como una maldición queda en la memoria de Juana.

Te felicito.

Patricia Nasello dijo...

Admirada Escarcha, nunca es más cierta la afirmación de la cabecera de tu bitácora "No te resistas al libre encanto de la imaginación, se fuerte ante su inclemencia..." que con este cuento. A medida que avanza el nudo se hace más insoportable. Has pensado en editar un libro? El cuento de terror gusta al público enormemente!
Es un privilegio leerte.
Beso grandote

Gala dijo...

Dios! Escarcha!
Terrorifica historia.
Siempre hembra, tantas reencarnaciones tantas vidas y tantos sufrimiento. Pariendo y amando sin parar a los más terroríficos personajes de esta historia, la que conocemos.
No me extraña que su locura la hiciera tratar de rasgar el útero e inutilizarlo por siempre jamás.
Pero la historia es sarcástica y cruel y su nueva reencarnación fue nuevamente hembra...
Que terrible!
Me encantó la historia, es sobrecogedora, porque me imaginé a la madre de personajes como Hitler, y me pregunto... su madre lo amaría? despues de todo una madre es una madre, pero, hasta donde llega el amor y la conciencia?
Impresionantes tus relatos. Siempre me haces pensar.
Besitos mediterráneos.

Little Moon. dijo...

Hola Escarcha , un relato que tiene mucha intriga , y al final como dice el nombre hembra otra vez , un relato muy bueno , besos de Lm.

Carlobito dijo...

Me dejaste temblando, muy fuerte, crudo, directo... pero muy muy bueno.

Saludos amiga mía.

Related Posts with Thumbnails