Monstruos que retozan en este sitio:

domingo, 23 de octubre de 2011

Acervo



Nada hacía suponer que la noche terminaría así.
Quería sociabilizar, ¡no era mucho pedir! 
Para una persona lo extraño puede estar muy lejos de lo que para otros signifique el término. No estoy desvariando, simplemente saco conclusiones.
Tenía tres meses en la empresa y ella me hizo sentir cómoda, cuando tomaba un café siempre traía una taza para mi también.
No salgo mucho, a decir verdad, antes de que murieran no lo había hecho. Me veía ridícula con mi ropa distinta, pero era lo que tenía. Ella me recortó un poco la falda y me sentí atractiva, era la primera vez que las miradas masculinas se fijaban en mi. No tenía roce social, pero los instintos son propios de cada ser, están genéticamente impresos en cada uno. Los miraba, con sus camisas marcando el contorno de los brazos, y un cosquilleo me subía por la entrepierna.
Me sentí contenta cuando aceptó ir a mi casa, le pregunté que quería comer y me dijo que tal vez compraríamos alguna pizza, (no tenía ni idea de lo que era, pero el placer está en descubrir, y en eso estaba, "descubriendo un mundo nuevo"). No conocía otras casas, creo que ahí radicó mi error, si hubiese conocido alguna otra familia, tal vez un par, habría sabido en que se diferenciaba de la mía.
Limpié mi casa echándole al balde chorros de una colonia que me había comprado, tratando de que el olor, que nunca antes había percibido, desapareciera. Estaba acostumbrada al vaho, al estar por muchas horas fuera de mi hogar y volver lo sentí. Disculpen que analice todo, soy así, es mi manera de no enloquecer, lo analizo, lo explico, nada debe quedar fuera de su encastre. Manías.
Llegó, y aunque nunca se le borró la sonrisa de los labios hasta que sucedió, supe que no estaba cómoda.
Miraba los focos, no estamos acostumbrados a los ambientes muy iluminados, es más, después de tres meses en la oficina aun debía ponerme anteojos oscuros para soportar la luz.
Puse música en mi equipo de sonido comprado para la ocasión, ella llevó los cd.
Pidió pizza por su celular, yo no tengo teléfono y comimos sentadas en el piso impecable frente al televisor viejo en blanco y negro.
-No puedes seguir viviendo aquí, esto te va a matar de la angustia, ¿así vivían tus padres?- me preguntó preocupada, y cuando la puerta se abrió crujiendo supe que se habían molestado con mi invitada.
Nada hacía suponer que la noche terminaría así.
Cambié de tema cuando los escuché salir, ella me siguió la corriente, seguramente al sonido no le prestó atención. Se sorprendió al encontrar los libros de Stephen King y no supe que responder, para mi era lógico y obvio leerlos, eran los libros sagrados de la familia y supuse que de todos también.
Siempre creemos que lo que nos rodea es lo único que existe, mal razonamiento, abran sus mentes, conozcan... perdón, no me voy a poner a dar lecciones de vida, lo lamento, a veces soy así.
Le sugerí leer uno de los textos y rió aduciendo que no podría perder el tiempo en ese tipo de lectura. Me asusté, me sonó a blasfemia. Podía soportarlo, pero no sabía si ellos lo harían.
Cuando tomó el Necronomicón y me miró horrorizada no sabía si lo hacía por el libro o por lo que se aproximaba, ya sentía el olor de sus cuerpos y supongo que ella lo percibió después. No tuvo tiempo de preguntar que era aquello.
Me prohibieron salir de la casa, rompieron lo que había comprado y me reprocharon mi conducta impropia, la tradición debía seguirse, tenía que cuidarlos, respetarlos y hacer respetar nuestros acervos.
En la furia mi madre perdió un brazo que me llevó horas coserlo y que quedara mas o menos bien.
Me hubiese gustado saber más, me habría encantado saber como conservaba a sus muertos sin que estos dejaran ese olor en los cuartos, como hacía para soportar tanta luz, como acomodaba su lugar de descanso en el sótano y que la humedad no deteriorara su ropa. ¡Me faltaba tanto por aprender! ¡tal vez dentro de unos años me dejen intentar salir nuevamente, cuando esté madura y la influencia negativa de una sociedad diurna no contamine mi mente!
No la habría invitado su sabía que todo terminaría así.
La extraño.
No me conformo con verla sentada junto al televisor con el cuello torcido. Me gustaban sus charlas y su risa  con el aliento oliendo a menta y su manos pequeñas de uñas pintadas de blanco ilusión.

25 comentarios:

peregrino dijo...

Hayyyyy Escarcha.......!!!!!!! que acervo terrible y que bien recreado ¡cuanta imaginación...!!! Felicitaciones

Patricia Nasello dijo...

Auch, dónde vive esta joven?
Una vez conocí a alguien que dijo tener el Necronomicón en su casa, sería ella?
Después de leerte pregunto, si prometo no ir nunca sola a la casa de una persona ajena a mi grupo, será suficiente para protegerme?

Últimamente Córdoba se está llenando de gente con extraños acervos...

Auxilio, Escarcha!!!!!

Miss Bittersweet dijo...

Me horroriza la imagen de sus padres descompuestos viendo la tele... qué imaginación, Escarcha! Un beso, artista!

Bee Borjas dijo...

Guauuuuuu!!!
No confies en lo que ves...
Detrás de cada persona, existe un mundo desconocido...
Ayyyyy!!! Me hiciste acordar del olor putrefacto de "Cementerio de Animales"
Genialidad absoluta, reina Diana!
Besos Brujos, mujer!
P/D: El viernes nos matamos viendo "Cristine" en TCL! Aún recuerdo, cuando leí el libro... Pasaba un auto rojo y yo salía chillando como una poseída!!!

La Zarzamora dijo...

Cómo va a salir? Si lo pasa fenomenal en ese grupo de muertos que se ha creado...
A veces lo mejor es no salir de la manada, y seguir permaneciendo fiel a las costumbres forjadas.
Como siempre espeluznantemente bueno, Escarcha.

Es un placer leerte y dejarse llevar por esos universos donde pulula la muerte y se recrea a sus anchas. Tienes una mente fértil, sagaz y extraordinariamente creativa.

Besos.

escarcha dijo...

Peregrino, gracias por pasar y leer amigo!!!

Extraños acervos! Sabes Patricia? este cuento sale de ver a mi hijo con sus amiguitos, él les mostraba partes de una película terror que en casa es común verlas y sus amigos se tapaban los ojos aterrorizados. Tuve que intervenir y decirle que no les mostrara eso. Me pregunté si eramos tan distintos al resto de los mortales :-)
Un abrazo amiga!

Miss, en realidad la imagen de los parientes muertos en la casa surge de uno de los tantos cuentos de Stephen King, es por eso que lo nombro, está relacionado con el cuento Los Misterios del Gusano. Besos amiga.

Bee... no confies en lo que ves!!! un abrazo enorme amiga.

Zarzamora, tienes razón, no debería salir, fue criada en ese ambiente, le costará ser parte de otro tipo de costumbres. Gracias por pasar Eva.

Enmascarado dijo...

Ufff!!!
Grata sorpresa Escarcha.
La foto repele, encabeza un texto que envuelve, engancha y casi que te hace buscar la pared para tu espalda.
Me gustó, buen thriller.

escarcha dijo...

Gracias Enmascarado, espero que nos volvamos a encontrar con las letras de por medio!!!
un abrazo!

Carlobito dijo...

A todos nos gustaría tener conciencia de las locuras que tomamos como tradición en nuestro hogar... en este caso me quedé sorprendido, el detalle de la colonia me dio alguna pista que no supe seguir... al final quedé otra vez satisfecho :)

Un abrazo

escarcha dijo...

Carlo, colonia es un liquido perfumado, en una de esas no se llama así en tu país. Era sólo para que te imagines que en su hogar había un olor que ella percibió ajeno al exterior.
Gracias por pasar y leer amigo!!!!!

Ana Galindo dijo...

Querida, sólo las imágenes mentales que creas intentado componer en nuestro cerebro esta increíble historia merecen la pena para aplaudirte largamente.
¡Magnífico y surrealista!

Besos preciosa.

MIMOSA dijo...

Yo tampoco me imagino verla sentada con el cuello torcido.....Fantástico texto!!!!
A veces es difícil salir y decantarse lejos del acervo tan finamente pulido, trae consecuencias relativamente graves!!!
Ya te andaba echando de menos, la creatividad y la inventiva que aquí se absorbe es un lujo que se debe transmitir!!
Besos mi niña querida!!!!!

MIMOSA dijo...

¡¡¡Bien!!!! Ya soy yo otra vez!!!

escarcha dijo...

Ana, gracias por tu comentario mujer y gracias por pasar y leer!!!

MIMOSA, AMIGAAA!!! Has comentado como toda una lady, me gusta más cuando dices "ostias" jajajajajaja
un abrazo inmenso amiga!

Gala dijo...

Madre mia con la tipa...
Casi prefiero no salir de casa, no me la vaya a encontrar en la oficina, o en el mercado y quiera hacerse amiga mia...

Si es que ya no nos podemos fiar de nadie... aprendiz o perfeccionista, en cualquier caso.. escalofriante.

Me encantan tus historias preciosa, por eso será que te encargué el halloween, no hay nadie como tú para ponernos los pelos de punta.

Besitos mediterráneos.

MORGANA dijo...

¡¡Menuda familia Diana!!Hasta me has asustado.Pero la familia es sagrada....¡¡¡bravo por tu texto,siempre me dejas pendiente del desenlace final.
Besos que te lleguen al alma.

MIMOSA dijo...

Es que cuando Tú eres¡¡¡¡ LA OSTIA!!!! no hace falta que yo las diga............ porque bien sabes que eres GRANDE!!!
TE QUIERO LINDA!!!

chalyvera@gmail.com dijo...

Hay mujeres que arañan, pero nada mejor que una mujer araña.


Besos

Little Moon . dijo...

Hola escarcha , un relato muy bueno la verdad , si quieres que te diga una cosa , pues que yo tam bien soy una seguidora aferrima a Stiphen King.

Shorby dijo...

Ooooohhh!!!!
Está genial!!!
Pero me has ganado de todas todas con la foto! xD

Besotes

la MaLquEridA dijo...

Imaginé a alguien viviendo en una cripta con telarañas y todo.

Buen relato como siempre.

Saludos.

BlogS of Hariyanto dijo...

great blog :)
happy visiting here...greetings from makassar-indonesia

Little Moon . dijo...

Hola escarcha , que tal paso por aqui , para decirte que en mi blog del cementerio , hay un relato cortito de 2 historietas especial Halloween , por si quieres pasar a leerlo a ver que te parece , feliz Sabado un beso de Lm.
http://historiasdelcementerio.blogspot.com

Towanda dijo...

¡¡¡Qué miedo me da esa chica!!.
Felicidades, Escarcha.

Carlobito dijo...

Si, también llamamos colonia al perfume en mi país, me refiero a ella porque la protagonista estaba tratando de ocultar un mal olor, eso me hizo pensar inmediatamente en algo muerto, pero no imaginé nada parecido a lo que vino después.

Saludos querida

Related Posts with Thumbnails