Monstruos que retozan en este sitio:

lunes, 4 de julio de 2011

Había una vez... un noviembre

Noviembre era su mes sombrío.
Lo extrañaba tanto que cruzaba los treinta días casi sonámbula, sin mirar calendarios, obviando horas, ignorando semanas.
El primero de diciembre comenzaba a revivir con un caminar cansado y los ojos congestionados por la hibernación mental obligada.
Le prendía velas negras durante ese mes nostálgico, casi como sin querer, ya más por costumbre que por otra cosa. No miraba que día era, porque todo noviembre le dolía en las caderas y en los pechos. Tomaba la única foto que lo recordaba y hacía unos pases mágicos, recitaba unas oraciones paganas y pasaba a su siguiente actividad, con ese despliegue de fuerzas exánimes que ponderaba noviembre.
El cinco de diciembre encontró la imagen del amante perdido en una página de fúnebres del diario local y la sonrisa que despertó en sus años no la perdió en los tres meses que siguieron hasta su muerte, cuando decidió que su vacío seguía siendo sórdido y que su amor propio no sanaría hasta verlo de nuevo y pedirle explicaciones por su abandono.
Después de su muerte, durante cada noviembre, aparecen velas negras encendidas en la casa abandonada.

18 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Eso es un amor más allá de la muerte...
Ir a recuperarlo y pedirle explicaciones y un por qué.
Es terrible cuando el abandono no encuentra explicación ninguna y uno de los amantes se va sin más.
El final te quedó terroríficamente bueno.
Besos, Escarcha.

Ana Galindo dijo...

Hay abandonos que nunca se deben perdonar, ni explicaciones que puedan valer. Las velas tal vez paliaban el dolor de su corazón, pero seguro que nunca le convencerán sus palabras... si es que alguna vez acude a la cita tras la invocación.

Como siempre, una maestra de los relatos.

Besos, preciosa

Bee Borjas dijo...

Ay Morocha!!! De donde obtienes estas historias tan diabólicamente fenomenales????? Cuando leo textos como este, imagino que en tus vidas anteriores, fuiste una hechicera maravillosa!
BRAVO ESCARCHA! Muy pero muy buena micro historia! Quedan ganas de saber más!
Besos brujos!

Patricia Nasello dijo...

Me has sorprendido con este micro, Escarcha. Acostumbrada a tus textos largos este cuento tan cortito y lleno de dolor me ha shockeado. Grande amiga!!!!
Siempre es un gran placer leerte.
Un beso grandote

mariajO dijo...

Ola...vaya me gusta y me asusta al mismo tiempo...noviembreno sera un buen mes este año demasiados recuerdos...supongo que lo intentaré pasar tambien en estado de deconesion mental xD

bsS**

MIMOSA dijo...

¡Qué frío me dio este Noviembre querida!
La tuve que leer dos veces, para poder comprender todo ese dolor que lleva a uno a tal desesperación, pero he de decirte que no lo entiendo, cuando un dolor se puede combatir con un perdón, ¿por qué dejar morir al corazón? Me ha resultado muy triste, realmente triste. ¡Qué frío Noviembre!
Besos y un abrazo cálido que licue todo este frío!!

Claudio Ariño dijo...

Eso si que estuvo bueno.

chalyvera@gmail.com dijo...

Existen mujeres que a uno no lo dejan ni en paz en la sepultura.

Brrr

Por eso no quiero morirme

Andri Alba dijo...

Te digo Escarcha que la sensación que me hacen sentir algunos textos tuyos son realmente algo inexplicable. Me invade eso, eso que no puedo decir que se entienda, eso que me vuelve una bola de fuego, que me estremece y pone los pelos de punta. Qué fuerte es esto!!!

Un abrazo querida y gracias por el deleite que nos bridas a tus lectores.

:)

Andri Alba dijo...

Tus finales son estremecedores. Lo logras con genial contundencia. Me gusta como me partes, como me quiebras y me dejas tan entera, con todo esa sensación en el cuerpo.

Gala(tea) dijo...

Un abandono infinito... sin vuelta atrás...
Que final Escarcha! como puedes hacerlo tan bien??
Me encantas!
Siempre consigues que se me pongan los pelos como escarpias!

Un besito infinito...

monn1n!t4 dijo...

wow!!! es tan o.o explicaciones del abandono yo tambien lo haria!!!! :]

escarcha dijo...

gracias por pasar, leer y comentar amigos!!!

Susana Alegre dijo...

Hola Escarcha! Uuuufff!Estoy azorada de susto en susto,jaja.Estuve leyendo aquí y allá!Diría devolviendo tu gentileza de leerme,pero no;admiro tu capacidad de escribir estos relatos! Espeluznantemente bellos!Un abrazo:)

escarcha dijo...

muchas gracias por pasar Susana!!!

Carlobito dijo...

Muy triste el relato, cuando dos amantes son separados por la muerte, la locura debe ser inevitable... me estremeció el final.

Gracias por darme estos momentos tan placenteros, me encanta leerte :)

Te mando aullidos desgarradores.

Miss Bittersweet dijo...

Adoro leerte escarcha! llego de vacaciones y me encuentro este texto precioso! aunque muy triste... Un besote!

escarcha dijo...

Gracias Carlos!!!!

Miss, que bueno tenerte de vuelta!

Related Posts with Thumbnails