Monstruos que retozan en este sitio:

martes, 3 de mayo de 2011

El 104 (II)


Forcejea.
En el intento por librarse de las manos anchas que no sólo le tapan la boca sino también la nariz dejándola sin aire, oye el lloriqueo ahogado.
-Soy su vecino, ¡soy su vecino señora! ¡Por favor no me corra! ¡No me corra! por favor, por favor- aúlla mientras tira los brazos a un costado rendido y apoya la cabeza en el piso llorando desconsoladamente.
Cuando él cae.
Ella se tira hacia un costado respirando a grandes bocanadas, casi cianótica, aturdida.
Toma la toalla cubriéndose y se arrastra hacia el corredor. Mira hacia los otros departamentos. Es sábado a la noche y está segura que todos sus vecinos están en la calle.
Nadie acude a su auxilio.
El llanto desesperado del muchacho capta nuevamente su atención.
Inclina el rostro para observarlo, el aún tiene la cabeza apoyada en el piso.
Si ¡Es su vecino!
Un chico veinteañero que se ha mudado hace aproximadamente una semana.
"El nuevo del edificio", recordó que le pareció ser una persona simpática y tímida.
-¿Por que estabas en mi casa?- murmura ella bajando la guardia.
Él levanta horrorizado el rostro y retrocede internándose debajo de la mesa.
-No me corra. No me corra, ¡no quiero volver al 104! ¡No me corra por favor!- grita histérico y ella entra apurada tratando de calmarlo.
Ya no le teme.
Ese muchacho es un niño desesperado.
El miedo le cubre el rostro distorsionando la boca en un rictus salvaje.
Recién después de cuarenta minutos ha podido hacer que salga de abajo de la mesa y se tome un té, está más tranquilo y decide contarle su desventura.
Ella lo escucha un tanto incrédula.
Ha alquilado ese departamento por la baja cuota mensual que le pedían, suponía que podía haber alguna gotera o humedad en las paredes, pero con el paso de los días, ha descubierto aterrorizado que el bajo valor de su alquiler se debe a algo peor.
Las primeras dos o tres noches se ha levantado en la oscuridad para averiguar de donde provienen los ruidos. Pensaba que eran ratas o cucarachas. Pero al prender las luces la asepsia más ingrata se mostraba a sus ojos, ni un vestigio de roedores o cualquier clase de insecto desagradable.
La cuarta noche hizo la diferencia. Al subir el interruptor por un momento percibió una mano fría sobre la suya, la sacó estremecido sin entender que podía haber sido... bajo las luces prendidas, el departamento estaba plagado de soledad.
Cuando regresó a su cama, no logró conciliar el sueño, las sábanas estaban prácticamente congeladas y no podía calentarlas ni colocando la estufa a centímetros de él.
Las pruebas de que algo poco convencional sucedía en su nuevo hogar fueron dándose noche a noche, en cuentagotas... hasta ese día, en que el horror se había presentado, dejándolo sumergido en una crisis de nervios. Recuerda haber corrido e intentado abrir varias puertas, hasta dar con la de ella. Él sólo quería protección... y no morir de pavor.
Sentía que el miedo le subía como corriente eléctrica por los dedos haciéndole daño a las terminaciones nerviosas.
No quería morir, esa noche, en el 104.

continuará

14 comentarios:

MORGANA dijo...

Me salto las reglas contigo Diana.
El va despojándose de la máscara lentamente mientras ella nota su aliento cálido creca de su boca.Siente ganas de vomitar ,pero está paralizada y no puede moverse.
Al ver el rostro del individuo un grito ahogado sale de su garganta.
Un rostro tumefacto con llagas en las mejillas y sangre en sus vacías cuencas,sonríe dejando entrever una boca con afiladísimos colmillos.
Continuará...si puedo.
Besazos

Patricia Nasello dijo...

Ay, Escarcha, entre vos y Morgana no gano para sustos!!!!
Gracias a Dios, yo vivo en el 5° C, de modo que no estamos en el mismo piso.

Espero el final amiga!!!!!!!!!!!!!!!!

Un beso grandote

escarcha dijo...

MORGANA TU HISTORIA PARALELA ESTA PA PONER LETRERO DE "CARDÍACOS ABSTENERSE"
SIGUELA!!!!! (GRACIAS POR PASAR MI NIÑA)

PATRICIA, YO TAMBIÉN VIVO EN EDIFICIO, ¿TE CUENTO ALGO MÁS? MI DEPARTAMENTO ES EL 104!!!!
JAJAJAJA
BESOS AMIGA

Shorby dijo...

Vaya tela con el 104...
Genial continuación!!!
Espero con ansias... grgrgrggr!! xD

Besotes

Bee Borjas dijo...

Ayyy Diana, què cretina!!!! De verdad tu departamento es el 104????? Me muero del miedo!!! Menos mal que yo vivo en casa... JAJAJAJA!!!! Esta historia se está poniendo buenísima! Y encima aparece Morgana con su universo paralelo! Què grandes las dos!
Más, más más! Queremos más!
104 besos tenebrosos! ;)

escarcha dijo...

SHORBY GRACIAS POR PASAR AMIGA

BEE... siiiiii jajaja, vivo en el 104!!!! VEREMOS QUE SUCEDE LUEGOOO!!!
BESOS GENIAAA

Renate Mörder dijo...

Diana está buenísimo espero ansiosa la continuación!!!
Besos

Claudio Ariño dijo...

Interesantísimo relato del que espero pronto su continuidad.
Besos.

escarcha dijo...

gracias por pasar Renate y Claudio, espero no defraudarlos con la continuación!
saludos a los dos

Andri Alba dijo...

Te juro que si vivo esto de una mano fría, no sé lo que haría, creo que me infartaría o algo por el estilo. Espero que nunca me pase algo así. Aunque tengo que contarte que una vez nos mudamos a un apartamento que sucedían cosas extrañas. Yo veía una mano a través de las sombra que movía el dedo índice de una forma vertiginosa, como diciendo ven, eso no voy a olvidarlo nunca. En mi paisito siempre se va la luz, y en mi casa no había inversor eléctrico y batería para poder contrarestar los apagones en ese entonces, pues bien,la con la luz de otras casas se veía el puto dedo moviéndose y moviéndose como te acabo de contar..., la puerta de la cocina, sin que hubiera brisa fuerte que la estrellara de manera que quedara cerrada, resulta que oía el portazo...pero a nada de esto sufrí espanto, intenté siempre buscarle una explicación lógica a todo para no morir de miedo, pero de que habían cosas raras, las habían...espero nunca más en mi vida vivir cosas semejantes, pues ahora estoy algo sensible y seguro que el espanto me lo llevaría. Y, la verdad, no quiero. Me lo ha recordado un poco tu relato y quería contártelo. Perdona si es muy largo este comentario.

Un abrazo inmenso mi querida Escarcha.

escarcha dijo...

Andri, ahora te cuento yo mi anecdota, yo vivo en el dpto 104, el departamento 103 lleva 5 años con inquilinos que lo habitan y se van a las semanas... (hace 5 años vivía un chico de unos veinte años que falleció por una enfermedad) te imaginas que se hablan toda clase de cosas, y se sacan mil conjeturas entre los vecinos... porque las familias que entran haciendo contratos por dos años se van en DIAS!!!! ME ENCANTARIA ENTRAR A ESA CASA!!!! JAJAJAJAJAJA
como en realidad no soy sociable nunca tuve la oportunidad de preguntarle a alguno que es lo que pasaba, porque decidían irse.

un saludo amiga querida y me encanta que me cuentes anecdotas!

Malena dijo...

Hoy le daré a la cábala, Di, y como 104 en el lenguaje arcano, es mayor de 22, la suma de sus tres cifras, o sea el "5" significa: Karma, Marte, Guerra...

Con estos ingredientes, empezaré a morderme las uñas, esperando la continuación...

Bss, con aroma a viernes... (Q descanses y q seas feliz a dosis prohibitivas, mi querida amiga... Yo tb lo haré, amiga pq no sabes cuánto lo necesito...)

escarcha dijo...

MALEEEE QUE BUENO TENERTE POR AQUÍ MUJEERRR!!!
UN BESO GRANDE!

Carlobito dijo...

Muy emocionante, ya quiero leer la última parte (que por suerte ya posteaste)

Saludos :)

Related Posts with Thumbnails